consentir

(redireccionado de consientan)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo

Sinónimos para consentir

admitir

Sinónimos

Antónimos

mimar

Sinónimos

Sinónimos para consentir

Ejemplos ?
No obstante, en el caso de un tratado que corresponda a la categoría mencionada eh el párr. 3 del arto 17, se requerirá que todas las partes consientan en tal aplicación provisional.
No obstante, en el caso de un tratado que corresponda a la categoría mencionada en el párr. 3 del art. 17, se requerirá que todos los Estados contratantes consientan en tal aplicación provisional. 5.
Pero suponiendo, por el método del absurdo, que los electores que abandonan sus asuntos, que descuidan sus intereses más urgentes para ir a votar, sean conscientes de esta verdad -vale decir, que con el voto se despojan de su libertad, de su soberanía, de su fortuna, en favor de sus elegidos que, en adelante, dispondrán de las mismas; suponiendo que aceptan esto y consientan libre pero locamente en ponerse a disposición de sus mandatarios, no veo por qué su alienación deba comportar la de sus semejantes.
La Carta Orgánica no pierde vigencia aun cuando por actos violentos o de cualquier naturaleza se llegue a interrumpir su observancia. Quienes ordenen, consientan o ejecuten actos de esta índole son considerados infames traidores al orden constitucional.
Esta Constitución no pierde vigencia aún cuando por acto violento o de cualquier naturaleza se llegue a interrumpir su observancia. Quienes ordenen, consientan o ejecuten actos de esta índole son considerados infames traidores al orden constitucional.
Actos de esta naturaleza llevan consigo una nulidad insanable, y sujetarán a los que los formulen, consientan o firmen, a la responsabilidad y pena de los infames traidores a la patria.
Para lo qual fasemos nuestro Capitán de los dichos navíos e gente que con ellos fueren a vos el dicho Bicente Yáñes Pincón, e vos damos nuestro poder conplido e jurediçiçon civyl e cremynal, con todas sus ynçidençias e dependencias e anexidades e conexidades; e manda-mos a las personas que en los dichos navíos fueren que por tal nuestro capitán vos obedescan en todo e por todo e vos consientan usar de la dicha jurediçión con tanto que no podáys matar persona alguna ni cortar miembros.
He aquí estas instrucciones textuales: Primero: Habiendo llegado a entender de que se trata en la capital de las Provincias Unidas de prevenir o inclinar la asamblea a la tolerancia o permisión de todos los cultos religiosos, se mandará a los representantes que de manera alguna consientan semejante mutación con el firme concepto de que este pueblo no reconocerá (supuesto lo anterior del artículo, no permitirá) por religión más que una, cual es la católica apostólica romana.
Actos de esta naturaleza llevan consigo una nulidad insanable y sujetarán a los que los formulen, consientan o firmen, a la responsabilidad y pena de los infames traidores a la Patria.
Cuarto: Habiendo este pueblo llegado a presentir que se trata en la capital de inclinar a la Asamblea a la declaración de Independencia, se mandará a los diputados que de ninguna manera consientan en la determinación de la independencia, que además de ser prematura nos traería un torrente de males y contradicciones, pues no es llegado el tiempo hasta no vernos libres de enemigos exteriores y con un ingente erario para los numerosos gastos que cualquier potencia extranjera, que tome por pretexto la independencia para declararnos la guerra, principalmente Portugal y tal vez Inglaterra que ven de cerca agotarse por momentos todos nuestros recursos.
Ítem, se ordena y manda que los Plateros, Sastres y demás Oficiales convenientes tengan sus tiendas en la Plaza Pública de dicha Ciudad y no en otro cabo, lo cual se entienda bien, habiendo Casas bastantes y dándoselas a precios moderados y no las habiendo por esta causa, so pena de cuarenta pesos y que no se consientan tenerlas fuera de ella, y lo mismo se entienda con los Pulperos.
Para asegurar su corona y la continuación de su dinastía, tiene hijos; y sus hijos no necesitan piratear en las costas para encontrar bellezas que consientan en acompañarlos a reinar sobre las olas mansas del Río de la Plata, río de oro para ellos.