cortejar

(redireccionado de cortejaban)
También se encuentra en: Diccionario.
  • verbo

Sinónimos para cortejar

galantear

Sinónimos

Ejemplos ?
Por la década de 1670, “The Long-Nos'd” era una canción popular, relacionada con detalle cómo un sastre y un molinero cortejaban a una mujer cuyo rostro era perfectamente justo como una cerda con la esperanza de asegurar su dote (dado como £ 17,000, no los £ 40,000 de la historia antes escrita).
En 1930 el cine mudo había dado paso al sonoro y, al igual que en 1914, las compañías productoras cortejaban a los actores experimentados.
Ingeld dio a Helga en matrimonio a un noruego llamado Helgi (Helgo), conla condición que debía pelear con nueve hermanos de Selandia que la cortejaban y que el mayor Angantyr (Angaterus).
El deporte tuvo su origen como una diversión en Finlandia, al parecer como reminiscencia de una época pasada en la que los hombres cortejaban a las mujeres corriendo a su pueblo, cogiéndolas y escapando con ellas a cuestas.
Tu B'Av - el día 15 de Av, "día del Amor", en que se dice que "las doncellas salían a danzar vestidas de blanco a los viñedos, y los mozos las cortejaban bajo la luna llena" (Mishná, Tratado de Ta'anit ("Ayunos"), 4:18).
Sus congéneres, los demás pavos, estaban en igual caso, y, sin meterse en más averiguaciones, picaban el grano, devoraban el cocimiento de salvado, glugluteaban satisfechos, hacían la rueda, cortejaban a las pavas y dormían sueños largos, en la tibieza del cobijadero que les abrigaba de noche.
Se hospedaban en un buen hotel y salían mucho, a teatros y a fiestas. Mi amiga era muy agraciada, llamaba la atención y los hombres la cortejaban.
'Quizá pueda prosperar mejor en otra parte, y aquí es ciertamente dudoso si merecerá la pena cultivar durante más tiempo.' Así aconteció que el rosal de la humanidad fue transplantado, y puesto en una tierra, dulce, cálida, seca, donde el sol lo bañaba, las estrellas lo cortejaban, y el viento del sur lo acariciaba.
Los mozos de todas las parroquias del valle cortejaban en las misteriosas obscuridades poéticas de las dos colinas que al Norte y al Sur limitaban el horizonte, junto a las alquerías escondidas en la espesura de castaños y robledales.
Allí se oía continuamente, de la mañana a la noche, el ruido de los instrumentos de labranza; cantaban sin interrupción los pájaros; las palomas, que parecían vigilar el tiempo metían la cabeza entre las alas, mientras otras la ocultaban entre las plumas de la pechuga, y otras cortejaban a sus damas, emitiendo los gritos propios de su raza e hinchando el pecho, además de estar todas ellas dedicadas a la importante tarea de tomar el sol.
El origen y motivo de éstos se dice que fueron en parte unas luchas, que habían sido y serían más ruinosas para la mayoría de los Estados que las guerras exteriores o el hambre y la peste, o cualquiera de las otras cosas que se atribuyen a la ira de los dioses y que son los últimos males que un Estado pueda sufrir. Dos jóvenes cortejaban a una muchacha de origen plebeyo, célebre por su belleza.
Por lo tanto, los hombres de filipinos cortejaban a menudo a las mujeres caucásicas.Los noviazgos y relaciones sexuales entre hombres filipinos y mujeres caucásicas causaron enfrentamientos entre hombres caucásicos y filipinos, provocando peleas y asesinatos lo que obligó a crear un ley de prohibición de meztizaje.
El diputado Phillip Burton, el congresista Willie Brown y otros políticos de California, reconocían la creciente influencia y número de organizaciones de homosexuales en la ciudad y cortejaban sus votos asistiendo a las reuniones que éstas organizaban.
Fue así como empezó a ser conocida, como luchadora social impetuosa. Era bella y casi angelical; sus amigos, los jóvenes políticos de entonces, la cortejaban y le llamaban “La Muñeca”.