corteza

(redireccionado de cortezas)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • sustantivo

Sinónimos para corteza

ortega

Sinónimos para corteza

concha

Sinónimos

Ejemplos ?
Ya por el blando césped silenciosa se arrastra, robando sus perfumes al tomillo y la grama; Ya en torno de los troncos, de las encinas altas, columpia en sus cortezas las ramitas enanas.
Caminó un par de millas de un barranco a otro sin mayor éxito, aunque, por las marcas en las cortezas de los árboles, y otros indicios, coligió la presencia de numerosos osos en la zona.
Había remedios suficientes para reparar, en caso de descompostura, la tapa bloqueadora destinada a sofocar mentiras alucinantes que se vaticinaba encontrar dentro de poco en la ruta, como ver ríos imaginarios de azufre cadente y color de azafrán, ciscos amarillentos de gigantescos solares, montes de alturas inconmensurables, tablas como llamas in-cendiarias de flora química, furias despechadas y envenenadoras de sales, carros aurantes de alfileres mortales, mar y naves fingidas en cas-cabeles, bestial y temblorosa mano alcoholífera flotando en explosiones de cortezas docicodo-decaédricas y otras visiones calladas y ocultas.
Se habían agarrado como gatos rabiosos, clavándose las uñas en el cuello, empujándose, resbalando en las cortezas de sandía y lanzando sucias blasfemias.
en, que quiero llevarte A las llanas y fértiles orillas Del Paraná famoso; Allí donde se explaya voluptuoso En la alfombra sutil de las gramillas; Donde yo fui feliz, donde he dejado En mil cortezas vírgenes grabado El dulce nombre de mi amor primero, Y la pisada leve De mi tostado potro parejero, Sobre la arena que el pampero mueve.
Cada uno procuraba tejer una red de ciertas cortezas de árboles, llamados macoa, de los cuales también hacen cuerdas y maromas, necesarias al servicio de los navíos, de suerte que jamás tienen falta de tales cosas cuando pueden hallar dichos árboles.
El poeta, estirando al cielo una mano firme, juró. -«Por Venus, mi diosa predilecta, la carcasa cristiana caerá del cuerpo humano, como las cortezas de los viejos robles.
El mejor remedio que hallo, pues el de hasta aquí no aprovecha, armaré por de dentro a estos ratones malditos.” Luego busco prestada una ratonera, y con cortezas de queso que a los vecinos pedía, contino el gato estaba armado dentro del arca, lo cual era para mi singular auxilio; porque, puesto caso que yo no había menester muchas salsas para comer, todavía me holgaba con las cortezas del queso que de la ratonera sacaba, y sin esto no perdonaba el ratonar del bodigo.
Allí lo hallaron rígido, difunto en toda regla. En torno de su cama se veían algunos mendrugos de pan duro y cortezas de queso rancio.
aquí gozó de Angélica Medoro», en el papel de las cortezas tiernas de aquellos olmos de su bien testigos, para el francés Orlando cabrahigos.
Grupos de nubes perdidos Como fantasmas deformes, Traen en sus pliegues enormes Vientos de invierno escondidos. El árbol en largas hebras Hiende sus cortezas vanas, Y anuncian lluvias lejanas Las rastras de las culebras.
Seguí callado. —Será como una corteza vieja que se abandona. No son nada tristes las viejas cortezas... Yo me callaba. El principito perdió un poco de ánimo.