cortina


También se encuentra en: Diccionario.
  • sustantivo

Sinónimos para cortina

cortina de acero

Sinónimos

  • telón de acero
Ejemplos ?
—No, ya que a muy poca distancia de aquí se halla el Reino de los Vampiros.— Apenas acababa de decir esto, cuando la música cesó, el sol corrió su cortina, apareció la noche y se escuchó un griterío horrísono: —¡Salvémonos!
Los muros de piedra del antiguo castillo, que había pertenecido al cheik de Rahel, se resquebrajaron; una teoría de columnitas, aventada al espacio por la explosión, fue a derramar sus tallos de mármol en un estan-que; nuevamente una cortina de proyectiles barrió el suelo y los pocos lienzos de muralla que quedaban en pie bajo el sol de la tarde temblaron y cayeron.
Sin embargo, los monos chillaban y se mostraban algo que yo no podía ver. Bajé del árbol y comencé a cortar entre los bejucos de la cortina vegetal un camino hacia el claro misterioso.
Se está construyendo una cortina sobre el Río Salado para irrigar 2,000 hectáreas del ejido de Guadalupe Victoria, Coah., invirtiéndose en estas obras ciento treinta mil pesos.
El General Rafael Navarro Cortina, jefe de la Guarnición de la plaza, comunicó a las 22 horas al General Calles, las instrucciones recibidas de que debía de salir del país al día siguiente, manifestando el propio General Calles que estaría preparado por la mañana.
De las tres grandes obras, la Cortina de la Presa de La Angostura quedará terminada dentro del actual período de Gobierno; la de El Palmito quedará avanzada hasta un 57% y la de El Azúcar hasta un 65%.
III LOS GREGÜESCOS DEL MAGISTRADO Dicho todo esto, creo que ya es hora de descorrer la cortina y, siguiendo la costumbre de los antiguos comediantes, de dar una patada en el trasero al señor Prólogo tan enojosamente prolijo que ha sido preciso despabilar tres veces las velas desde su exordio.
Alguna vez me has reprochado entre risas el que yo tuviera un espíritu tan apacible y tranquilo que si la casa se derrumbara, antes que huir, colocaría en su sitio una cortina mal puesta; pero apenas podía respirar y todo daba vueltas ante mis ojos, mi querido Nataniel, al saber la infortunada causa que ha turbado tu vida.
Ya los ojos no la siguen; ya es un punto; ya no existe. XVII ¡Qué calma tranquila! Tras leve cortina de gasa pajiza, la luna dormita. Al sueño rendidas, las flores se inclinan.
La sola palabra cortina nos trae á las mientes algo de encu- bridora ó tapadora; pues no á humo de pajas, sino con mucho reliiilín, dicen las limeñas esta frase:— Niña, yo no soy cor- tina de nadie.— Y corte ested el vuelo á la imaginación que se siente asaltada por un tropel de pensamientos pecaminosos'.
Estaba sentado, como de costumbre en silencio, y de espaldas a la puerta. No me vio, y corrí a esconderme detrás de una cortina que tapaba un armario en el que estaban colgados sus trajes.
Que por ahora no estemos tratando asuntos ideológicos de los diversos partidos, que ya tendremos oportunidad de ello; que por esta vez no traten de quedar bien con sus amos y no tiendan cortina de humo al respecto de los hechos que nos ocupan y que son de vital importancia para la vida política y económica de México.