cortina

(redireccionado de cortinas)
También se encuentra en: Diccionario.
  • sustantivo

Sinónimos para cortina

cortina de acero

Sinónimos

  • telón de acero
Ejemplos ?
Dóime de calabazadas por explicarme el simbolismo de las cortinas como signo extemo de devoción, y en puridad de verdad que, mientras más luz busco, más se me obscurece él horizonte.
Y prueba de esta verdad es que, un minuto después de pasada la procesión, las cortinas han desaparecido, como por enccinto, y vuelto á la habitación de donde nunca debieron ha- ber salido.
En la úllima pro- cesión, vimos cortinas tan abigarradas y zurcidas que, á gri- tos, se quejaban de que las hubiesen sacado á vergüenza pú- blica, haciéndolas comidilla de epigi'amas y murmuraciones.
Francamente, que en buena ordenanza municipal debería empezarse decretando la jubilación ó cesantía de cortinas va- letudinarias, para concluir más tarde en la abolición del ador- no, que maldito si adorna, y que hace tanta falta en las proce- siones como, los gatos en misa.
Sus ojos se achicaron y en su cara se abrió una sonrisa inesperada; el labio superior se recogió hacia los lados como algunas cortinas de los teatros y se adelantaron, bien alineados, grandes dientes brillantes.
El anciano Rey mandó bruñir su corona de oro con pizarrín machacado (entiéndase pizarrín de primera); y no se crea que le es fácil a un rey de los elfos procurarse pizarrín de primera. En el dormitorio colgaron cortinas, que fueron pegadas con saliva de serpiente.
La luz del día, penetrando por la entreabierta ventana, iluminaba la habitación, en la cual, además del humilde mobiliario, consistente en una mesa de pino, varias sillas y un viejo aparador con cortinas azules, veíanse algunos enseres de pesca, varios remos apoyados contra uno de los ángulos, y dando una nota risueña al conjunto, un pájaro, que cantaba en una jaula de alambre, y dos macetas de geranios en flor, que decoraban el alféizar de la ventana, junto a la que cosía la unigénita del Levantino, la cual contestó al poco expresivo saludo del recién llegado con una apenas perceptible inclinación de cabeza.
Mas no siempre conseguía aquietarse, pues entonces se presentaban viejos recuerdos y descorrían sus cortinas, las cuales tienen a veces alfileres que pinchan.
Y, mientras que tiramos las cortinas y tiendas en aquel lugar alzamos, dispusimos los fuegos y cocinas y mesas con manteles preparamos, corría el rey las selvas convecinas a la busca de cabras o de gamos; trayendo a dos criados a su zaga, para que el porte del carcaj se haga.
Los que colocaren toldos o cortinas hacia la calle sobre las puertas de sus establecimientos, a menor altura que la de dos metros sobre el nivel de la acera; 22.
AS CORTINAS (Costumbres) No lo puedo remediar, no está en mi mano, como dicen las viejas; pero la risa me retoza en el cuerpo cuando palpo costumbres (pie, no por rancias sino por ridiculas, debían pros- cribirse de esta capital, emporio de la civilización peruana.
Y de partida en partida concluía por ganarle al Cristo toda la colecta, diciéndole para mayor burla: — A ver si escarmien- tas, y te dejas de vicios que no son para ti. Eso de adornar puertas y balcones con cortinas, cuando ha de pasai procesión por una calle, es costumbre que...