cultor


También se encuentra en: Diccionario.
  • all

Sinónimos para cultor

cultivador

Sinónimos

Ejemplos ?
l Escudo del Putumayo es el principal emblema y uno de los símbolos oficiales del departamento colombiano del Putumayo. Su autoría es del cultor Luis Parménides Guerrero Caicedo, quien creó una obra conformada con elementos propios de la región.
Desde sus inicios, la obra gráfica ha sido de gran importancia en su carrera artística, y así, este cultor del grabado y la serigrafía, ha realizado series de congos del carnaval de barranquilla, ángeles vigías y arcángeles exterminadores, que componen todo un universo, que expresa el poderío de un dibujo de gran rigor y calidad estética, entre cuyas piezas maestras se encuentra el "Ángel Laruel" y el "Retrato hablado de Cristo", unas de sus últimas creaciones.
Los temas fueron enviados a Neal Key, un disc jockey de renombre como cultor y difusor del metal británico, el cual, visiblemente impresionado por el sonido atronador de la agrupación, convenció a los dueños del Band Wagon Soundhouse para presentarlos en el local.
Incursiona en ensayo el también poeta Mario Illapa Mayhua Quispe. Este cultor de la narrativa nació en Puno en 1967. Estudió en el Instituto Pedagógico de Puno, y cuenta con estudios de jurisprudencia en el extranjero.
íctor Hugo Díaz (Santiago del Estero, 10 de agosto de 1927 – Buenos Aires, 23 de octubre de 1977) fue un músico argentino intérprete de armónica, cultor de la música de raíz folklórica, del tango y del jazz.
A lo largo de estos 75 años de actividades continuas, el Museo reunió la mayor colección a cargo del Ministerio de Cultura y se ha convertido en un centro importante de cultor, al ocupar gradualmente todo el complejo arquitectónico.
Raimundo, según la descripción de Guillermo de Tiro (la máxima autoridad tratándose de él) era «un señor de gran nobleza, de figura alta y elegante, el príncipe más guapo sobre la tierra, una persona con una amabilidad y conversación encantadoras, espléndido y magnífico más allá de lo conveniente»; notable en el uso de las armas y en su experiencia militar, «litteratorum, licet ipse illiteratus esset, cultor» (aunque no versado en ciencias, fue un gran mecenas de la literatura) – apoyó la composición del cantar de gesta la Chanson des chétifs); un marido fiel de una religiosidad media, fuerte de corazón, irascible e irracional, con una gran pasión por el juego.
A Junginger, le sucedieron Carl Hesse, Herbert Koehler y en los años 40, Robert Dick. Este último, un gran cultor de la música tradicional alemana, retoma la tarea de Junginger y el coro vuelve a revivir.
El viento, entre los varios arreboles del resplandor, Madrid, que a ti reduces cielo humano te vio, divino suelo: dudó dos cielos y creyó dos soles, admirando, confuso entre dos luces, brillando el campo y cultivando el cielo; que con santo desvelo Isidro le labraba con el llanto, ángeles con su gloria le ilustraban, y el viento, que abrasaban mansos eclipses, en abismo tanto ignora a quién incline su destino, a ángel cultor o a labrador divino.
¿Quién habrá que te alabe, ángel o labrador, si ofrece el suelo a celestial cultor humano fruto, y celestial tributo a humano agricultor ofrece el cielo?
Allí se rastrea un temperamento excepcional, que era el propio sello de su personalidad, fraguada en una espléndida cultura y extensos viajes, en donde, en cada ribera, planificaba y pulía una nueva arista brillante de su vida de producción intelectual, de académico y cultor de la literatura.
En España se interesó por la pintura mural de la cual llegó a ser destacado cultor y maestro, creando a su regreso a Chile en 1932 el curso de pintura mural en la Escuela de Bellas Artes.