deambular


También se encuentra en: Diccionario.
  • verbo

Sinónimos para deambular

pasear

Sinónimos

vagar

Ejemplos ?
a Duat (también llamada Amenti o Necher-Jertet) era el inframundo de la mitología egipcia, el lugar donde se celebraba el juicio de Osiris, y donde el espíritu del difunto debía deambular, sorteando malignos seres y otros peligros, según se narra en el Libro de los Muertos, y pasar por una serie de "puertas" en diferentes etapas del viaje, descritas en el Libro de las Puertas.
El 9 de julio de 1982 Michael Fagan, de treinta y un años, había pasado bebiendo whisky toda la noche anterior, y luego se había dedicado a deambular por las oscuras calles de Londres.
n la mitología griega, Baubo (en griego antiguo ?a??? o ?a??) es una mítica mujer de Eleusis, a la que Hesiquio llama niñera de Deméter, si bien la historia más común es como sigue: en su deambular buscando a su hija, Deméter se encontró con Baubo, quien la recibió hospitalariamente y le ofreció algo para beber.
El ventero da por ganador a don Quijote y éste y su escudero abandonan la venta. Sigue el deambular del hidalgo por la península, llegando a orillas del río Guadalquivir (cap 57).
Le trató con especial deferencia, permitiéndole deambular libre por la capital del Virreinato mientras desarrollaba la investigación.
Dado que la deriva es aleatoria, es tan frecuente que las frecuencias alélicas aumenten como que disminuyan y puede deambular con el paso del tiempo.
Los prisioneros eran ubicados donde hubiera espacio. Mientras que algunos tenían poca libertad de movimiento, a otros se les permitía deambular por todo el complejo.
Son individuos muy territoriales y solitarios y presentan lazos de pareja muy fuertes en épocas reproductivas aunque rara vez la pareja se ve deambular junta.
Actualmente, considerando la baja prevalencia de trombosis venosa profunda, solo se indica heparina subcutánea a los pacientes con antecedente de trombosis venosa o embolia pulmonar, con venas varicosas, o en pacientes obesos que no pueden deambular.
En la parte central de la composición hay una gran masa de seis metros de altura, formada por una estructura metálica de color rojizo y, bajo estos dos elementos, una superficie instalada en el suelo de siete por siete metros, deja ver entre relieves a peces de distintos tamaños sobre los que el espectador puede deambular libremente.
Vila-Matas, que además destacó los ecos del personaje de García Madero en el protagonista de la novela La aventura de un fotógrafo en La Plata de Bioy Casares, describió su impacto al leer la novela de la siguiente manera: El poeta chileno Javier Campos considera la obra como el reflejo de la insistencia de los artistas jóvenes por vivir su creatividad hasta las últimas consecuencias: El escritor Jorge Carrión, por su parte, dice lo siguiente: Aquel deambular por las calles de Ciudad de México...
Con respecto a este deambular de los personajes de la obra, la investigadora Valeria de los Ríos propone que Bolaño lo que hace es utilizar la figura del mapa, representado, como en 2666 o el cuento «El viaje de Álvaro Rousselot» en El gaucho insufrible, «por un tour o trayectoria, que representa el espacio desde una perspectiva interna y móvil».