decrecer


También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo

Sinónimos para decrecer

disminuir

Sinónimos para decrecer

Ejemplos ?
el brillo del anillo comienza a decrecer enormemente a 128.600 km, justo en el interior de la órbita de Adrastea, y alzanza el nivel del fondo a 129.300 km, justo fuera de la órbita de Adrastea, lo que indica que claramente hace la función de satélite pastor del anillo.
de Pavlowski y durante cinco años asistió a ensayos generales cuatro o cinco días a la semana, cultivando la crítica impresionista que llena los cuatro volúmenes de La jungla negra, lo que hizo decrecer su producción narrativa.
Sin embargo, a finales de los 1970, el ritmo de Fournier empezó a decrecer y la editorial Dupuis buscó nuevos autores para substituirle.
Este valor, al revés de lo que ocurre con el caudal absoluto, disminuye aguas abajo del valle, puesto que las precipitaciones suelen decrecer en igual sentido, al descender la altitud.
Hay diversos tipos de golpe incorporados en el juego: Saque: El jugador puede situar al tenista en cualquier posición dentro de unos límites para sacar. Cuando va a sacar, aparece una barra vertical que se llena rápidamente para luego decrecer.
Los alfa bloqueantes relajan la musculatura lisa de la próstata y el cuello de la vejiga, y hace decrecer el grado de bloqueo del flujo de orina.
Lincoln conocía bien el trabajo de Emerson, y había presenciado su anterior conferencia. Las dudas de Emerson sobre Lincoln comenzaron a decrecer después de este encuentro.
El oído humano normalmente escucha sonidos en el rango dinámico de a. El límite máximo tiende a decrecer con la edad; la mayoría de los adultos no pueden escuchar más de 16 kHz.
La deuda externa de Uruguay, en los años 70, no creció mucho: a partir de 1973 creció por encima del 20%, llegando en 1976 a su punto más alto (29%). Pero a partir de ese momento, la deuda comenzó a decrecer hasta 1980.
Pero a partir de entonces, la deuda externa comenzó a decrecer (el PIB creció en mayor proporción que la deuda externa) y continuó haciéndolo hasta el año 1999, excepto en 1989).
Es en 1980 aproximadamente cuando la inversión extranjera directa vuelve a decrecer enormemente, posiblemente como consecuencia de la subida de los tipos de interés.
En 1985, tras la crisis de 1982, la inversión extranjera directa volvió a crecer (los inversores vuelven a invertir capital en el país), pero ya no lo hace a niveles tan altos como en la década de los años 70. Una vez más, en 1989, la inversión extranjera volvió a decrecer situándose en valores nulos.