desalentado


También se encuentra en: Diccionario.
Búsquedas relacionadas con desalentado: desalentador
  • adjetivo

Sinónimos para desalentado

Ejemplos ?
La observaron largo rato en silencio y siguieron al comedor. —Pst... —se encogió de hombros desalentado su médico—. Es un caso serio...
yo lo he visto, no de lo alto de la montaña, cual él lo mostró al Hombre-Dios, sino palpado con la mano, recorrido del septentrión al mediodía, desde el ocaso a la aurora; helo contemplado, bajo todos sus prismas; y vuelvo desalentado, y con una sola aspiración: hacerme ermitaño.
Hubo días de lluvia, tristes y largos, durante los cuales, iban todos envueltos en humedad y en barro, con el ánimo desalentado, sepultada la cabeza en espesos pañuelos y la mente en pensamientos lóbregos, la vista ahogada por la espesa neblina que no permite siquiera ver a los compañeros, y apenas deja distinguir el trozo más inmediato del rebaño en marcha; ¡y qué vista aquella!
No bien llegaron a ella los dos amigos, cuando el de Madrid, arrojando sobre una silla su sombrero, y dejándose caer sentado en la inmediata, dijo, entre desalentado y furibundo: -¡No puedo más, amigo mío!
Yo los miré, y el cielo, que los vía, volvió a lucir y comenzose el día, 8 por cuya luz de innmnerable smna, veloces más que el mismo pensamiento, con alado remar naves de plmna volvieron a surcar mares de viento, formando visos en lugar de espmna su no desalentado movimiento, y alegres alternando aquella salva, que por patrona se le debe al Alba.
María enlazó su brazo derecho al cuello de su segundo padre y caminando a par de éste con paso desalentado, le refirió menudamente cuanto acababa de pasar entre ella y el capitán, pidiéndole perdón por haberle ocultado hasta entonces los sentimientos que el joven militar había despertado en ella desde aquel lunes en que había comido en la chacra.
Tan insensato ruego »es del honor, del patriotismo mengua: »¿tan muerta yace nuestra fe ¿Tan poco »en el vigor de nuestros brazos fío, »que tu furor bravío, »desalentado; en nuestra ayuda invoco?
Deseando, al cabo de algunos años, faire une fin, como él decía, propuso casamiento sucesivamente a las señoritas más ricas, bellas y virtuosas de Bogotá: naturalmente todas lo desdeñaron hiriendo su amor propio, lo que le hizo recordar la famosa máxima de que: «de la calumnia siempre queda algo», y tarde o temprano se vengó de ellas. Desalentado en sus proyectos matrimoniales entró de lleno en la política; pero aquí también lo aguardaban desengaños.
La Autoridad Aeronáutica, en comunicaciones al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, ha desalentado esas construcciones, cada vez que se le ha consultado con motivo de los permisos que se debían otorgar.
Su ilustrísima quiso ver si Carrampempe era sujeto de habérselas con él. El señor Loayza perdió su tiempo y, desalentado, arrojó el hisopo.
De la triste fortaleza no aspecto de menos susto el interior presentaba, último amparo y recurso De un ejército vencido, desalentado, confuso; de hambre y sed atormentado, y de despecho convulso.
De pronto, se incorporó para mirar un objeto suspendido en la pared, encima del velador. Después de contemplarlo con atención un instante, apartó de él los llorosos ojos, desalentado.