descollar

(redireccionado de descuellan)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo

Sinónimos para descollar

Sinónimos para descollar

destacar

Ejemplos ?
En su teatro serio descuellan dos obras: Del rey abajo ninguno, 1651 (también llamada García del Castañar) y Cada cual lo que le toca (escrita antes de 1644).
En la decoración interior de este recinto sagrado descuellan unas columnillas cilíndricas que, apoyadas sobre la imposta que recorren tanto la capilla mayor como los distintos cuerpos de la nave principal, reciben sobre sus capitelios los arcos ojivales, decorados con puntas de diamante.
Hay en el primer acto un precioso dúo de tiple y barítono, un terceto cómico y una marcha final, espléndidos de ritmo y sonoridad. En el segundo descuellan la romanza del tenor, y el dúo entre este y el barítono.
Las casas son de un solo piso y las ventanas no tienen vidrios, los muebles además de ser escasos, son de lo más primitivos por su hechura y materiales, los habitantes no descuellan por su aseo y no es posible hacer una diferencia marcada entre los ricos y las clases inferiores.
Doseletes goticistas y pináculos completan el elemento ornamental presidido en la parte superior por la Última Cena a partir de la iconografía impuesta por Leonardo. Descuellan entre otras figuras, las de Moisés con las Tablas de la Ley y la del rey David.
De entre sus más de 160 publicaciones, entre libros, artículos y trabajos, descuellan, por su indudable interés criminológico, las que siguen: "Los orígenes de la Criminología" (Madrid, 1914).
Distintos tipos de caídas de agua tallan el perfil rocoso, con ritmos más o menos veloces, entre las que descuellan el Salto Unión Americana por precipitar la máxima corriente del río a la Garganta del Diablo, dividida en dos partes por el límite internacional.
Responsables en parte de estas variaciones son los mantos de basalto que propician en el lecho la formación de valles estrechos, rápidos y cascadas, entre las que descuellan las cataratas del Guayrá o Sete Quedas, descubiertas por Irala y que han desaparecido por la construcción de la represa.
Del resto de obras, descuellan una Virgen con el Niño Jesús, san Juanito y ángeles y dos curiosas escenas de cacería, las tres de la mano de Lucas Cranach el Viejo (además, en 2001 se adquirió un Retrato de Juan Federico "el Magnánimo" que se creía autógrafo de Cranach, pero posteriormente considerado obra de taller); dos alegorías muy importantes de Hans Baldung Grien, Las Edades y la Muerte y La Armonía o Las tres Gracias, una pequeña pintura de Adam Elsheimer, Ceres en casa de Hécuba, y ya del siglo XVIII, un nutrido grupo de obras, veintiocho (una de atribución dudosa), de Anton Raphael Mengs, que fue nombrado Primer Pintor del rey Carlos III y trabajó en la Corte entre 1761 y 1769 y de 1774 a 1776.
Entre las obras decimonónicas suyas, descuellan la restauración efectuada en la iglesia de las Calatravas (Madrid), las escaleras de los palacios de Peñaloza, del Conde de Guadalcázar, del Marqués de Campo, de la Granja, del Duque de Medinaceli, del de Sexto, del Marqués de Cubas, del Duque de Uceda, del Palacio Longoria, Recur y otras muchas.
Pero los himnos que descuellan por la majestad, sublimidad y augusta locución en las ideas son los que compuso el doctor de la Iglesia Santo Tomás de Aquino para el rezo del Santísimo sacramento y festividad del día del Corpus; así, el Pange lingua.
En la parte musical se cultivan géneros campesinos: el repentismo, la décima de los cuales descuellan las canciones del Quinteto Rebelde por su profundo contenido histórico.