diligencia


También se encuentra en: Diccionario.
Búsquedas relacionadas con diligencia: diligente
  • sustantivo

Sinónimos para diligencia

Ejemplos ?
22.- Deberes de las o los servidores públicos.-Son deberes de las y los servidores públicos: a) Respetar, cumplir y hacer cumplir la Constitución de la República, leyes, reglamentos y más disposiciones expedidas de acuerdo con la Ley; b) Cumplir personalmente con las obligaciones de su puesto, con solicitud, eficiencia, calidez, solidaridad y en función del bien colectivo, con la diligencia que emplean generalmente en la administración de sus propias actividades; c) Cumplir de manera obligatoria con su jornada de trabajo legalmente establecida, de conformidad con las disposiciones de esta Ley; d) Cumplir y respetar las órdenes legítimas de los superiores jerárquicos.
Pues supongo que ya sabes que Platón, gracias a su diligencia, se libró de morir el día de su nacimiento, habiendo cumplido los ochenta años, sin faltar un día.
Y porque no recibáis en esto engaño, habéis de saber que las naos o nao, que para llevar al Gran Capitán habían de venir, no venían con gente de guerra, sino con mercadería muy disimuladas; y por esto recelo yo que la dicha nao nizarda, o alguna de las otras que están en el dicho puerto, deben esperar al dicho Gran Capitán; y por eso es muy necesario y conveniente que vos hagáis toda diligencia, con gran disimulación, para saber si la dicha nao nizarda es la que viene para esto, o alguna de las otras que en el dicho puerto están.
619.- En caso de que se hubiera ya iniciado el juzgamiento por una contravención, el tiempo de la prescripción empezará a correr desde la última diligencia judicial.
Pues ansí, como digo, metía cada noche la llave en la boca, y dormía sin recelo que el brujo de mi amo cayese con ella; mas cuando la desdicha ha de venir, por demás es diligencia.
Fue forzoso a Catón detenerse en Rodas; por esto invió a Canidio, su amigo, a Chipre a que guardase el tesoro; mas temiendo que éste no le contaría con manos abstinentes, escribió a Bruto que con toda diligencia se embarcase en Panfilia y fuese a Chipre, donde la cudicia de Canidio tuviese en su templanza estorbo honesto.
Si la interesada diligencia de los mismos vecindarios no se muestra severa en el cuidado de la aplicación de las bases de Utrecht, relativas al límite de la Colonia: ¿se hubiera contenido – por ventura – el portugués arrinconado en la extensión reducidísima del tiro de cañón?
Y estando presente el dicho Don Juan de Larreínzar Salazar, aceptó el dicho Poder y nombramiento como antes de ahora lo tiene aceptado, y que acudirá a los negocios que se le han encargado con la solicitud, puntualidad y diligencia que experimentará este Cabildo y Ciudad, en cuyo testimonio lo otorgaron y firmaron en el dicho su Cabildo, a quienes yo el presente Escribano de aquél doy fe (y re)conozco, siendo testigos llamados para ello Gaspar Gómez y Baltazar Méndez, Porteros de dicho Cabildo, y Juan de Atienza presentes.
El otro sentir fue que desde luego se tomen las armas, se alcen banderas, se alisten soldados, se publique continuarse por este la guerra con los justos motivos de que no puede Vuestra Excelencia faltar al solemne juramento de fidelidad que tiene dado, sin que proceda la solemnidad de la abolición del mismo juramento, o que con éste que el rey nuestro ha renunciado sus derechos, lo que, salvando su real conciencia, no puede hacer, y por, y que es por demás recurrir, siendo esta diligencia infructuosa y sumamente perjudicial en un tiempo en que es necesario ganar los instantes...
Y a los gritos del mayoral, y a los sonoros crugidos de su látigo, arrancaron las robustas mulas, arrastrando la diligencia, entre cuyos viajeros destacábase el rostro varonil y agitanado de Currito el Carabina.
Cuando Joseíto el Carambola vio alejarse la diligencia, quedóse plantado en la acera, la vista en el empedrado, el amplio cordobés inclinado sobre la frente, las manos en los bolsillos del marsellés y con el semblante grave y meditabundo.
Don Felipe por la gracia de Dios, Rey de Castilla y Aragón por cuanto a pedimento del Capitán Juan García de la Candelaria, procedió Don Diego Castillo Mazariegos, Juez Comisario para medida y diligencia de tierra en esta jurisdicción de la ciudad de Gracias a Dios a medir y mojonar en el sitio nombrado.