diversión


También se encuentra en: Diccionario.
Búsquedas relacionadas con diversión: chistes, recreación, diversidad
  • all
  • sustantivo

Sinónimos para diversión

Sinónimos para diversión

Ejemplos ?
10.° Deberá estar muy engreído de su posición, y aunque no esté de servicio jamás debe reunirse con malas compañías, ni entregarse á diversión es impropias de la gravedad que debe caracterizar al Cuerpo.
Luego el almuerzo, el restregar ollas. Y por diversión, al mediodía, la inacabable historia de los piques de su chico. —Esto no puede continuar así —acabó por decirse Subercasaux—.
Nuestros soldados tienen que ser así; un pueblo sin odio no puede triunfar sobre un enemigo brutal. Hay que llevar la guerra hasta donde el enemigo la lleve: a su casa, a sus lugares de diversión; hacerla total.
Que si se limitasen a mofarse de mí, como dices se mofan de ti, no sería desagradable pasar aquí algunas horas de broma y diversión; pero si toman la cosa seriamente, sólo vosotros los adivinos podréis decir lo que sucederá.
Muerta súbitamente, de un mal que no se supo definir, la madre, las muchachas se retiraron del mundo por completo, a pesar de que algunas de sus amigas afirmaban que aquellas chicas -Paulina, Marcela y Rosario- eran animadísimas y amigas de diversión, y ahora, libres, iban, a pesar de su fealdad, a pasarlo muy bien, a darse una vida excelente.
Hoy no podemos crear libros didácticos clausurados, cuando tenemos encima la escuela paralela de los medios, la internet, you tube, twitters, faces, los videojuegos, los telechismosos y otras influencias nefastas sobre nuestros niños y niñas de todo el país; en todos sus rincones, pues hasta en el rancho más abandonado de pronto brota un i-pod o un celular. Y no se diga de la televisión y sus telenovelas y programas hipócritas de diversión.
Intenté escabullirme, pero por más que quise escapar, sin gran esfuerzo me tomó como a un polluelo con una de sus deformes manazas: —¡Has caído en mi poder, renacuajo insignificante! Me vas a servir de gran diversión.
Así que dejo a todos mis camaradas y vengo a este refugio donde encuentro mucha diversión abriendo libros y metiéndome en ellos para juguetear con todo el mundo que tienen: dinosaurios, dragones, merlines, princesas, momias, hombres lobos, vampiros, duendes, genios, aparecidos y desaparecidos, héroes atléticos, detectives y simpáticas brujas despistadas.
Y es que el chismoso matalascallando, mosquita muerta, ha logrado la atención de sus congéneres con argucias humorísticas que se toman el aire de alta sátira y han encontrado apoyos comerciales que los imponen, aunque sus intentos no lleguen ni a caricaturas (¿Sabrán de Petronio 66; Apuleyo, 158; Boccaccio, 1353; Villón, 1463; Rabelais, 1532, 1534, 1546, 1564; Quevedo, 1626, 1627, 1648; Villiers de l’Isle-Adam, 1886; Jarry 1896, 1911 o Joyce, 1922; por citar algunos, según obligan las serias jerarquías investigativas ?). Los chismosos ponen cara de chiste, pues de no ser así, serían inaguantables para la sociedad de la diversión.
Aconteció una vez a este caballero, hallándose en su favorita diversión acompañado de su hija, cuya belleza singular y extraordinaria blancura le habían granjeado el sobrenombre de la Azucena, que como se les entrase a más andar el día engalfados en perseguir a una res en el monte de su feudo, tuvo que acogerse durante las horas de la siesta, a una cañada por donde corría un riachuelo, saltando de roca en roca con un ruido manso y agradable.
Comencé a frecuentar asiduamente los lugares famosos de diversión pública, y, por fin, en el teatro donde la había visto por primera vez, tuve la suerte de hallarla, e intercambiar nuevamente mis miradas con las suyas.
DON JUAN Paréceme, don Gonzalo, que llegar pronto no es malo: ya sabéis que es mi manía. Doquier que de diversión barrunto un ligero asomo, lo menos para ir me tomo un mes de anticipación.