doblez


También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • sustantivo

Sinónimos para doblez

duplicidad

Sinónimos para doblez

hipocresía

Ejemplos ?
Pensó que el cable desdoblado donde estaba colgada, era un sable del diablo. -¡Qué diabluras ni que nada!- le habló Pablo, el calcetín sublime en su doblez endeble.
Yo, al fin, con este descaro que Dios me dió, y este aquel que por ese mundo viejo yo mismo me procuré, con un tono entreverado de franqueza y de doblez, con el joven petit-maître así el diálogo anudé: —¿Conque mi firma en esta hoja es lo que usted quiere?
El carpintero midió diez brazadas y, evitando seccionar el trozo, hizo un doblez y ató la línea en el banco de popa, dejando que el resto de lla continuase hundido en el agua.
Al hacer ese gesto de penuria sin remedio, vio por casualidad que en el doblez de la costura de uno de los bolsillos había quedado pegada una semillita muy pequeña, verdeamarilla.
¡ay qué cosas, Manuel! Tanta es la infamia que en su pecho esconde, es tanta su doblez, que hoy –¡te lo juro!– la desprecio tanto como la quise ayer.
Sí, española; que entonces nuestra España no era menguada y voluntaria presa de la ambición y la doblez francesa; y a la extranjera posesión extraña para lavar con sangre una mancilla podía en solo un sol con justa saña Tercios y buques aprontar Castilla, y su fiero León pronto a la guerra con un rugido amedrentar la tierra.
DON FELIX Nací español; lo sabes por mi trato franco y leal, y por mis nobles hechos; que no hay en mi país doblez ni engaños en palabras de nobles, ni en sus pechos miras serviles, cábalas, ni amaños.
En su «alma inconstante» y en su «falso corazón» era fácil reconocer la doblez y la perfidia que parecen ser de algún modo inseparables de la naturaleza artística, lo mismo que en su amor por el encomio, ese deseo del reconocimiento inmediato que caracteriza a todos los actores.
No sigamos el ejemplo de este siglo, en el cual el doblez se toma por habilidad y el disimulo por prudencia; Procuremos que nuestras instituciones de socorros mutuos se presenten tales como son en sí mismas, es decir, francamente católicas; procuremos que ese sello de religiosidad se imprima en el alma de los asociados, para que ellos por medio de su fe religiosa y de sus costumbres amoldadas á sus creencias, impriman en los hogares y en la sociedad pública de un modo vigoroso, el espíritu de Cristo nuestro Señor, que ha de salvar á los individuos y á los pueblos.
Las gentes de todos aquellos vastísimos países son sencillas, sin iniquidad, ni doblez, obedientes y fieles a sus señores naturales y a los cristianos a quienes sirven, pacientes, pacíficas, quietas, no rencillosas, ni alborotadoras, no querellosas, ni rencorosas, sin odio, ni deseos de venganza.
Siéntate y di lo que por acá te trae -contestó D. Francisco, haciendo un doblez en la página del libro, que colocó sobre la escribanía.
-Hayle, sin duda -respondió Andrés-, y entre nosotros, los gitanos, el mayor secreto del mundo. Con esta confianza podéis, señor, descubrirme vuestro pecho, que hallaréis en el mío lo que veréis, sin doblez alguno.