dormir

(redireccionado de duerman)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo

Sinónimos para dormir

adormecerse

Sinónimos

Antónimos

pernoctar

Sinónimos

descuidarse

Sinónimos

Antónimos

  • cuidarse

Sinónimos para dormir

Ejemplos ?
¡Nelly!, le dije cuando comenzó a calmarse, circuyéndole el talle fino con un brazo, acariciándole la frente con las flores del ramo, y cantándole una cancioncilla monótona con que las nodrizas en Florida arrullan a los chiquillos para que se duerman.
El general Herrera, entonces jefe del ejército, se queda de jefe del ejército y designan a un presidente de estos, descoloridos, cuyo único objeto es darle algún matiz de libertad al pueblo, tranquilizarlo y esperar la oportunidad de que se apacigüe; porque los pueblos cuando se embravecen, la reacción, los enemigos de sus libertades lo que hacen es que los apaciguan un poco, les conceden algunas libertades y esperan la oportunidad en que se duerman otra vez para imponerles de nuevo la fuerza (EXCLAMACIONES).
A las montañas no pueden ir, en la ciudad no pueden conspirar, y si desembarcan, bueno, pues, si desembarcan les podemos hasta hacer las casas de campaña para que duerman los primeros días allí (RISAS).
Carguen con poco ruido de baqueta y reserven los naranjeros hasta que yo ordene... Cabo Mauricio! Vea que esos mandrias no se duerman si no quieren que les chamusquee las cerdas... Mucho ojo y la oreja parada!
Cavad ahora otra fosa, cavadla con mano trémula, de la sonrïente niña del triste sepulcro cerca, para que lejos del mundo su sueño postrero duerman mis recuerdos de cariño y mis memorias más tiernas.
Usted tiene a sus hijas casadas y establecidas, y aunque pobres, mientras trabajar puedan, no le ha de faltar a usted y a su padre el pan; pero yo, que tengo a mis niñas chicas y a mi marido desde tres meses con tercianas, sin tener para que duerman mis hijitas más que el suelo pelado, sin una mala manta con que abrigarles, de manera que de arrecidas me se van a morir en diciendo el frío: ¡aquí estoy!
Veo mentalmente la transformación del país en los personajes que me acompañarán en cada época y en cada escena de la tarea, desde la entrada a la capital, a sangre y fuego, entre el estallido de las bombas y las descargas de la fusilería del ejército vencedor, mandado por lo más selecto de la aristocracia conservadora, mis primos los Monteverde, atléticos, brutales y fascinadores, improvisados generales en los campos de batalla, debido a sus audacias de salvajes; los viejos jefes encanecidos en el servicio, el general Castro y los dos Valderrama, por ejemplo, hasta el día en que estos vejetes venerables y estorbosos para mi plan duerman tranquilos en la tumba junto con los jefes civiles del partido vencido...
Teme que sus centinelas Con la tormenta maldita Se encierren en su garita Y que se duerman tal vez, Toma su lanzón pesado Y acude a rondar el fuerte Por si algún descuido advierte Que ofenda su rigidez.
Parece que al plantar a cada uno de estos árboles en este sitio les ha dicho el hombre: “¡tú no eres tú!” y para que no lo olviden le han dado esa iluminación nocturna por luz eléctrica... para que no se duerman...
Evitemos que algunos se sientan en tal extremo rendidos a la pesadumbre de la fatalidad, que se duerman abandonados en medio del camino de la muerte y no la oigan venir.
Vuelve, noche sin ruido, Con tu sombra sin color, Con tus viejos sin cuidado Y cien tus dueñas sin voz; Porque, cuando todos duerman, Volvamos a velar dos: Ella, en la reja sentada, Y al pie de la reja, yo.»
En los brazos maternos vine infante, y hoy, rugosa y doliente, se dobla al peso de la edad mi frente, antes que el sueño eterno me los cierre los campos miren de Salem mis ojos, y duerman a lo menos mis despojos allá en el suelo santo que fue el primero que regó mi llanto.