dormir

(redireccionado de duermen)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo

Sinónimos para dormir

adormecerse

Sinónimos

Antónimos

pernoctar

Sinónimos

descuidarse

Sinónimos

Antónimos

  • cuidarse

Sinónimos para dormir

Ejemplos ?
Ahora que hemos liquidado el litigio secular y se han saldado cuentas en el orden jurídico con el adversario de ayer, sólo nos queda una deuda. Una deuda de gratitud grandiosa para los que duermen el sueño eterno allá en las fronteras.
La niebla se ha disuelto, las beatas están sumidas en éxtasis, los noctámbulos duermen, los canillitas han repartido los diarios, los obreros trepan a los andamios.
Terminando el evento, el público se acerca ya; a sacarse muchas fotos, con esta Embajadora sin igual. DESIGNIO Duermen entre pastizales, de las plazas y avenidas; los perros y los humanos, compartiendo la agonía.
En cambio, hay personas que se dan perfecta cuenta de que duermen y sueñan, poseyendo, por tanto, una capacidad consciente de dirigir la vida onírica.
-Bien me parece eso -replicó el negro-; pero no puede ser, pues jamás entran las llaves en mi poder, ni mi amo las suelta de la mano de día, y de noche duermen debajo de su almohada.
De muertes, proscripciones, suplicios, orfandades, ¿quién contará la pavorosa suma? Saciadas duermen ya de sangre ibera las sombras de Atahualpa y Moctezuma.
Yo pido sólo a Dios que el primer rayo de luz que vi bajo el paterno techo sea el que alumbre mi postrer desmayo; que en torno de mi lecho callada vele, al acabar mi vida, la amistad de la infancia, con estrecho lazo su mano por mi mano asida; que entre rotos sollozos comprimidos bañen mi faz con lágrimas y besos mis hermanos queridos, que son mi sangre y hueso de mis huesos; que de mi vida el apagado germen caiga en la fosa pobre y siempre abierta donde de antiguo mis mayores duermen; y que al pasar mi espíritu la puerta de ese oscuro destino, ante el que tiembla la esperanza incierta, encuentre, señalándome el camino, la dulce sombra de mi hermana muerta.
"Y si ustedes desean saber lo que tienen que hacer por esta patria que tanto cacarean, tengan la gratitud de ocuparse con más frecuencia de los trabajos que ella debe a los que los han precedido. Los hombres que tienen sangre en las mejillas no duermen de zozobra cuando se ven llamados a reemplazar a los gigantes.
Si nos cayéramos al agua. -Mal lo pasaríais -contestó Ordóñez- porque yo creo que esos bichos que parecen que duermen, lo que hacen es esperar la ocasión.
–No, el que duerme y sueña no tiene reales ganas de nada. Y usted y sus compatriotas duermen y sueñan, y sueñan que tienen ganas, pero no las tienen de veras.
Pero abandonemos estos sitios, donde el dolor palpitante, aun pesa en el alma como el mármol que los cubre, y pasemos de los dominios de la muerte a la región de la apoteosis, donde los héroes de la independencia, Lamar, Necochea y Salaverry, duermen bajo las palmas de la inmortalidad.
Todo ha pasado por esa criba. -Las joyas de tu mujer. -Duermen igualmente en las gavetas de aquel maldito. -¡Cómo! si no hace tres días, vi en los lindos dedos de la dama valiosos anillos.