encontrar

(redireccionado de encontradas)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo
  • pronominal

Sinónimos para encontrar

tropezar

convenir

Antónimos

Sinónimos para encontrar

Ejemplos ?
A los efectos del párrafo 4 del presente artículo, la Conferencia de los Estados Parte obtendrá el necesario conocimiento de las medidas adoptadas y de las dificultades encontradas por los Estados Parte en la aplicación de la presente Convención por conducto de la información que ellos le faciliten y de los demás mecanismos de examen que establezca la Conferencia de los Estados Parte.
Después de altercar así con encontradas razones, se levantaron y disolvieron la junta que cerca de las naves aqueas se celebraba.
Estas especulaciones se han comprobado también con el hallazgo de numerosas huellas de habitaciones encontradas a lo largo del camino antiguo, que, precisamente, seguían las orillas del río Naranjal hasta salir a Guayaquil.
La novedad que absorbía antes de anoche la pública atención era la señora Grissi: mil rumores contradictorios, mil encontradas opiniones corrían acerca de su mérito y su figura por las sociedades de Madrid, y se puede asegurar que desde su salida las reunió y refundió todas en una sola, felizmente muy favorable para ella.
Con otras piedras igual de cortantes encontradas por ahí, arranqué un pedazo de su carne; busqué dos trozos de madera y como había aprendido en mis excursiones con los exploradores, los tallé hasta hacer brotar fuego; enseguida asé el cacho cortado y lo comí con gran deleite.
7ª - Es necesario que los Diputados estén penetrados de sentimientos puramente nacionales, para que las preocupaciones de localidad no embaracen la grande obra que se emprende: que estén persuadidos que el bien de los Pueblos no se ha de conseguir por exigencias encontradas y parciales, sino por la consolidación de un régimen nacional, regular y justo: que estimen la calidad de ciudadanos argentinos, antes que la de provincianos.
La legalización de la Central Unica de Trabajadores y la reforma de la ley fundamental de la Universidad del Estado, fueron hechos públicos y en ambos casos las soluciones encontradas nacieron de proposiciones de Gobierno, que se debatieron en las Comisiones del Senado o fueron ampliamente publicadas.
Finalmente, las gatas encontradas, siendo Marramaquiz el hueso en medio (tal suele ser de celos el remedio), a pocos lances de mirarse airadas, vinieron a las manos, dando al viento los cabellos y faldas; y en tanto arañamiento, turbadas de color las esmeraldas, maullando en tiple, y el gatazo en bajo, cayeron juntas del tejado abajo, con ligereza tanta (aunque decirlo espanta, por ser, como era, el salto cinco suelos en alto, hasta el alero, del tejado fines), que no perdió ninguna los chapines; quedando el negro amante, después de tan estraños desconsuelos, muerto de risa en acto semejante: ¡Tan dulce es la venganza de los celos!
No hay ya opuestos intereses, no hay ya clases encontradas, no hay ya distintos deseos, no hay ya opiniones contrarias, ni más pasión que la ira, ni más amor que la patria, ni más anhelo que guerra, ni más grito que «¡Venganza!» Palacios, talleres, templos, conventos, humildes casas, academias, tribunales, lonjas, oficinas, aulas, tórnanse en cuartel inmenso, donde solo crujen armas, solo retumban tambores, solo se alistan escuadras.
Dime, Sáenz, ¿son todas esas experiencias opuestas y las visiones encontradas del Universo que me procuran, todo eso es lo que quieres que deje para ponerme a escribir redondillas y a cincelar sonetos?
Devuelto al torbellino del mundo, dueño de un caudal enorme para la vida de mi tierra natal, bulléndome en las venas los instintos, animado por la rabia de acción de los Andrade; suelto, libre, sin padre, sin madre ni hermanos, recibido y cortejado dondequiera, lleno de aspiraciones encontradas y violentas, poseído de una pasión loca por el lujo en todas sus formas, fui el Alcibíades ridículo de aquella sociedad que me abrió paso como a un conquistador.
Mendoza HISTORIA DE NUESTRA PROVINCIA El río Jubones ha sido desde los primeros tiempos el camino obligado para el tránsito de los primeros pobladores de la Provincia de El Oro; así lo manifiestan los vestigios de antiguas habitaciones indígenas encontradas desde el río Jubones hasta las costas de Machala y el Golfo de Jambelí.