endulzar


También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo

Sinónimos para endulzar

Sinónimos para endulzar

acaramelar

Ejemplos ?
Las-Cases siguió al Soberano caído, se embarco con él, y participó de su destierro, que procuró endulzar en cuanto le fue posible.
¡Así te correrás más deliciosamente! ¡Cómo la masturbáis, Saint-Ange..., cómo debe de endulzar ese ligero dedo los males que Agustín y yo le hacemos!...
Obligado a dejar a Santa Helena, y aprisionado en el Cabo de Buena Esperanza por haber remitido clandestinamente una carta a uno de sus antiguos criados que lo traicionó, hacía llegar desde allí comunicaciones al Parlamento de Inglaterra, y a los soberanos reunidos en el Congreso de Aix-la Chapelle, para endulzar la cautividad de aquel que le dio tantas pruebas de amistad.
58: La conmiseración con los hijos del culpable que se reducen a la mendicidad, no debe endulzar esta severidad, pues que por las leyes divinas y humanas los hijos son castigados por las faltas de sus padres.
Siendo el que era mi estado de salud, sólo en días de tiempo extraordinariamente benigno me estaba permitido aventurarme al espacio exterior, faltándome, los demás, amigos con quienes endulzar la monotonía de mi rutina cotidiana.
Que, al hacernie tan triste 6 infeliz, Me di6 para endulzar mi desventura De ardiente inspiracion rayo jentil. Por qu6, por qu6 quereis que yo sofoque Lo que en mi pensamiento osa vivir t Por qu6 matais para la dicha mi alma f Por qu6 eobardes !
Yo le encargué al membrillero, entre cuyas hojas de color de las lilas brillaban los membrillos del color de los limones, que se apresurara a endulzar la aspereza de sus frutos con la jugosa savia.
Caperucita roja, que oyó la ronca voz del lobo, tuvo miedo al principio, pero creyendo que su abuela estaba constipada, contestó: -Soy yo, vuestra nieta, Caperucita roja, que os trae una torta y un tarrito de manteca que os envía mi madre. El lobo gritó procurando endulzar la voz: -Tira del cordel y se abrirá el cancel.
Al entrar no pudo menos que, para consolar y endulzar su vejamen y trabajos, traer a la memoria a su amado Rey Fernando y decir, no en el secreto de su corazón, sino en voz casi sensible: "¡Fernando mi Monarca, privado de su imperio y preso, despojado de su grandeza y de sus honores; qué muchos es que el último vasallo le imite en el trastorno de su fortuna y en la parte de sus padecimientos, en prueba y testimonio de su lealtad!"; lenguaje que realzó su espirítu sobre todos los trabajos que se le podían preparar.
Entonces, ella, a fuerza de ruegos, y amenazando con darse la muerte, obtuvo de su marido el deseado permiso de ver a sus hermanas, de endulzar su duelo, de hablar con ellas.
Nobles libros antiguos, de hojas amarillentas, sois labios no rendidos de endulzar a los tristes, sois la vieja amargura que nuevo manto viste: ¡desde Job hasta Kempis la misma voz doliente!
Era el primero que, en virtud de la buena conducta del joven, debía ella endulzar lo amargo de su reprimenda llamándole y dándole su absolución.