equivocar

(redireccionado de equivocó)
También se encuentra en: Diccionario.
Búsquedas relacionadas con equivocó: equivocar
  • all

Sinónimos para equivocar

confundirse

Ejemplos ?
Algo hicimos mal, alguien se equivocó, algunas personas debieron cometer graves errores para que los malditos pudieran preparar y llevar a cabo tamaña asesina tropelía.
En una ocasión tuvo el eterno estudiante que dejar las ociosas plumas (que eran de paja y pelote duro) porque la disentería le apuraba -¡tanto estudiar!- y a media noche, descalzo y a oscuras, se aventuró por los pasillos. Equivocó el camino, y de golpe y porrazo dio en la alcoba de doña Concha.
Empezó el nuevo catedrático por hacer declinar a uno musa, musæ. El muchacho se equivocó en el acusativo del plural, y el Sr. Chávez le dijo: -¡Al rincón!
No se equivocó, y al recordar ahora en el tren eléctrico la certidumbre que no había fallado, se dijo al tiempo que pasaba por Liniers: «Es curioso, las primeras impresiones no lo engañan nunca a uno», y al preguntarle a Ergueta cuándo se casaba, éste le respondió: –Mañana salimos para Montevideo.
DESDE EL VI CONGRESO Siendo totalmente correcta y acertada la caracterización del Movimiento obrero realizada en el V y VI Congresos, así como el análisis de los pactos sociales, el VI se equivocó al considerar que aquel año se celebrarían las últimas elecciones a Comités de Empresa.
Con este golpe de autoridad creyó fray Marcos haber cortado la cabeza a la hidra de la anarquía; pero se equivocó de medio a medio.
De tamaño revoltijo don Manuel jue el presidente, y que el demonio me abente, si con tan grande amasijo, no creíba siguro y fijo el ser nombrao otra vez ese jue su empeño pues, mas se equivocó ese Cristo y aunque el cuerpo anduvo listo se le empacaron los pies.
Hoy, en 1995 y después de veinte años y decenas de miles de muertos y heridos, el gobierno norteamericano reconoce que se equivocó al involucrarse en la guerra de Vietnam.
(5): O ya estaba vigente el contrato desde el año anterior en relación a la fecha de la documentación, o se equivocó descaradamente el Escribano de colocar el número seis para el año de 1656.
Pero la comodidad más grande de la villa es que está tocando a Baies. No se equivocó nada Vatia, en escoger este lugar, donde pasará su ocio perezoso y senil.
Al joven le atrae siempre una biblioteca, pero hay tanta solemnidad en ella; hay que reunir tantos requisitos; esperar a que le den, si lo hay, el libro solicitado; guardar compostura y silencio, aguardar un buen regaño si se equivocó de título y al final, no encontrar lo que quería.
Hubo muchas bocas y culos chupados, pero una de las cosas en que se divirtieron más consistió en el juego de ocultar el rostro y el pecho de las muchachas y apostar a reconocerlas examinando sólo sus nalgas. El duque se equivocó varias veces, pero los otros tres tenían tal experiencia de los culos que no erraron una sola vez.