equivocarse


También se encuentra en: Diccionario.
  • pronominal

Sinónimos para equivocarse

confundirse

Sinónimos

Antónimos

Ejemplos ?
Aquél que quiere llegar a un fin propuesto, sigue un solo camino y no devanea de uno a otro, por esto no es ir a ningún lugar, sino equivocarse Yo estoy dispuesto a trasmitirte tantos como tengo, y a vaciar el granero; yo incluso, si podía, me trasladaría aquí, y si no espero que bien pronto conseguirás dejar tu cargo, a mis vejeces haría este viaje, sin que me hiciesen retroceder ni Caribdis ni Ercl•la ni este paso celebrado por la fabula.
Con respecto a otros institutos creados para la mejor conveniencia o seguridad de los Estados de nuestro continente, es fácil de equivocarse en la edad exacta porque, al nacer una vez, ya tuvieron el apoyo auspicioso y definidor de sus pueblos, por tal manera que, aunque hayan desaparecido en virtud de circunstancias supervinientes, nunca se le ha olvidado más y, por el contrario, se le ha considerado sólo momentáneamente ocultos y se ha aguardado con anhelo su reaparición.
¡Aquel hombre era el padre a quien yo había encontrado, a quien yo había visto en sueños! Imposible equivocarse: el parecido era demasiado rotundo.
Pues y ¿qué me dirán de aquella maldita casualidad de venir el honrado correveidile de Rodolfo a dar su recado precisamente cuando el horno estaba menos para rosquillas y el señor más furioso, y equivocarse y tirarle nada menos que un dúo de tiros?
Tendió Micromegas con mucho tiento la mano al sitio donde se vía el objeto, y alargando y encogiendo los dedos de miedo de equivocarse, y abriéndolos luego y cerrándolos, agarró con mucha maña el navío donde iban estos señores, y se le puso sobre la uña, sin apretarle mucho, por no estruxarle.
Y la danza del palo encintado; que es un baile muy difícil en que cada hombre tiene una cinta de un color, y la va trenzando y destrenzando alrededor del palo, haciendo lazos y figuras graciosas, sin equivocarse nunca.
Así pues, quien escriba o hable sobre la Trinidad siempre deberá tener ante la vista lo que prudentemente amonesta el Angélico: «Cuando se habla de la Trinidad, conviene hacerlo con prudencia y humildad, pues —como dice Agustín— en ninguna otra materia intelectual es mayor o el trabajo o el peligro de equivocarse o el fruto una vez logrado»(7).
De modo semejante, Pío IX, aprovechando las ocasiones que se le presentaron, condenó muchas de las falsas opiniones que habían empezado a estar en boga, reuniéndolas después en un catálogo, a fin de que supiesen los católicos a qué atenerse, sin peligro de equivocarse, en medio de una avenida tan grande de errores(24).
Al instante les reconocí, como también mi caballo que me traían, pues el digno animal, después de ir de mano en mano, fue recobrado por mis parientes gracias a una señal en el lomo que no daba lugar a equivocarse.
Esto que nos tiene que llevar a Gobierno, a oposición, a sectores económicos, sociales y productivos a saber que es necesario reconocer que en estos años que han pasado, con aciertos y con errores, que los hemos tenido, es imposible no equivocarse, desde una banca parece imposible no equivocarse cuando se es gobierno, hay que estar sentado acá para saber lo que es gobernar un país y la República Argentina, hay que estar sentado acá o sentada, lo cual además, si no solamente estás sentado, sino que además estás sentada, lo que implica también una cuestión de género, es un poquito más difícil todavía y no quiero victimizarme porque no es mi costumbre.
Con una lentitud derivada del exceso de atención para no equivocarse, Erdosain acumulaba angustias, humillaciones, recuerdos, sufrimientos, noches que paso sin dormir, riñas espantosas.
Me dirá usted: "¿Y si me equivoco?". No tiene importancia. Uno se equivoca cuando tiene que equivocarse. Ni un minuto antes ni un minuto después.