equivocar

(redireccionado de equivocas)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all

Sinónimos para equivocar

confundirse

Ejemplos ?
AQUÍ donde el pasado me construye estatua ::y eleva sobre alfombras encantadas mi escupido jade, redivivo, te digo lo más hondo, lo más sincero de mi valle roto lo más bruñido de mi cráter muerto TE PERDONO AMIGO Sí, no te equivocas.
Llevan la cola dentro de la boca y van cubiertas de pan rallado. -Te equivocas en lo del pan -dijo la Falsa Tortuga-. En el mar el pan rallado desaparecería en seguida.
(_Con rostro altanero y mirada reluciente, dá un paso y exclama con voz tranquila_:) Temerario MARTE; que te olvidas de los campos troyanos do fuiste herido por un simple mortal: si tus razones se fundan en tu espada, las mías no temerán combatirte en tu terreno. Pero para que no se me tache de imprudente, quiero demostrarte que te equivocas mucho.
Yo, sea por mí mismo, según creo, sea porque usted me lo ha dado, según supone usted, tengo mi carácter, mi modo de ser, mi lógica interior, y esta lógica me pide que me suicide... –¡Eso te creerás tú, pero te equivocas!
Pero esto lo pienso ahora; pues lo que es entonces sólo pensaba en los aguerridos ojos de Antoñita; en su incitante boca; en su sedoso pelo; en sus brazos, que habían engordado desde que yo le daba el mío al salir de las tertulias de marras; en su talle, no menos redondo que cuando yo bailaba con ella, diciéndole al oído cosas equivocas, cuyo sentido parafraseaban sus ojos y su aliento; en sus pies, por último, que yo pisé tantas veces, cuando íbamos en coche, acompañados de la sombra de Nino de su ya destronada tía, a Carabanchel o a la Alameda de Osuna...
Te equivocas si piensas que yo rechazaré algunos de profesión denigrante, como son el muletero y el vaquero: no los apreciaré por el oficio, sino por las costumbres.
ArribaAbajo Los dos vecinos - I - -Debe ser rubia, tener los ojos azules, una figura sentimental -dijo Santiago. -Te equivocas -replicó Anselmo-; debe ser morena, con brillantes ojos negros, cabellos de azabache, abundantes y sedosos...
Al cabo de un momento volvió hacia mí su rostro, pálido todavía, y me dijo en voz baja, entrecortada por la emoción, pero muy clara: -Le debo a tu amistad por mí, Trotwood, el declararte que te equivocas.
¿Crees que se muere, que os entierran, y que un buen día se puede marchar uno sin decir nada? Te equivocas, querido; sin mí habrías tenido que esperar a la resurrección eterna, cosa que habría sido larga.
Claro que sería mejor --dijo-- pero entonces, el haber cumplido condena no sería tanto mejor para él. --Ahí es donde te equivocas de todas --le aseguró la Reina--.
Ahora ya creo que lo he pensado bien: En cuanto a mí, ¡oh mujeres aquí reunidas...! PRAXÁGORA.-¡Desdichada! ¿Otra vez te equivocas diciendo «mujeres» en vez de hombres? MUJER PRIMERA.-Epígono tiene la culpa.
ATÚN: ¿Luego es Fedra y no Arïadna la que llevas? ARIADNA: (¡Ah, traidor! Aparte ¿Así te equivocas? Bien se ve que en el corazón tiene a Fedra, pues a mí me dice Fedra.