esbirro

(redireccionado de esbirros)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • sustantivo

Sinónimos para esbirro

alguacil

Sinónimos

Sinónimos para esbirro

Ejemplos ?
Andaba entonces Guruguz de ronda con una escuadra vil de sus esbirros, cuyo abuelo, nacido en Trapisonda, curaba hipocondríacos y cirros, y viéndolos andar a la redonda, como si fueran Césares o Pirros los dos valientes gatos, con fuerte anhelo descansando a ratos, llegaron a ponerse de por medio, que fué difícil, pero fué remedio.
Los alcaldes, a quienes poco se les alcanzaba de la lengua de Horacio y Cicerón, hicieron caso omiso de textos y versículos, y seguidos de escribanos y alguaciles encamináronse a los descalzos, pusieron esbirros en el cerrito de las Ramas y penetraron en la iglesia, donde Ballesteros se había refugiado al pie de un altar y abrazádose a un crucifijo.
Si tal acusación llegaba a sus oídos, en el acto daba a sus esbirros orden de prender al infeliz, a quien arrancaban del seno de su familia, sin que les conmoviera el llanto ni les impresionaran los desgarradores gritos de su mujer e hijos; y aquella misma noche era sacrificado el vasallo, sin piedad ni misericordia.
Y luego, entre los sayones, esbirros y vil gentuza, de ademanes descompuestos y de feroz catadura, una vieja miserable, de ropa y carne desnuda, como un cuerpo que las hienas sacan de la sepultura, pues, sólo se ve que vive porque flacamente lucha con desmayados esfuerzos, porque gime y porque suda.
Aquella voz del dominó negro: ¡era la voz del Maris Stella! Fuera de mí, en un acceso de locura, arrojeme con ademán agresivo entre el grupo de esbirros.
Bueno, déjenme hablar, que entre el sueño y el trabajo... (EXCLAMACIONES.) Yo decía que cómo no íbamos a conocerlos si casi llevaban un letrero los esbirros.
---- Es la época de los juramentos: los esbirros juran; los periodistas juran; a los niños se les hace jurar también; pero como decía Esquilo: el hombre es el que nos hace creer el juramento y no el juramento al hombre.
El chivato para mí es un ser despreciable, todo lo más despreciable que pueda concebir; pero, a diferencia del esbirro, el número de chivatos es cien veces mayor que el número de esbirros, porque por cada criminal había como 50 chivatos.
Cuando los esbirros iban a cumplir la orden, resonó en el interior de la choza una voz infantil que cantaba: :Válgame la Virgen, :Madre de Dios Santa, :que a los pobrecitos :desde el cielo ampara.
Al amanecer del siguiente día salía Pío VII de su palacio entre esbirros y gendarmes, saltando sobre los escombros de las puertas, sin más comitiva que el cardenal Pacca, ni más restos de su grandeza mundanal que un papetto, moneda equivalente a cuatro reales de vellón, que llevaba en el bolsillo.
Entre líneas y vértices secretos, inmerso bajo túneles sin sed, se grabaron paraísos en su sangre que después de hecha vino, los esbirros consumieron sin verterle con inciensos su fulgor...
Sus pobres hermanas se mesaban los cabellos con desesperación. Los esbirros del infame príncipe condujeron a Picarilla a una casa de campo, a donde Cautelosos había ido a restablecerse.