Ejemplos ?
Yo no pretendo enseñarte, Lector, á menos atento: Me daré por muy contento Si es que consigo agradarte. (163) Solo á arrancarte un suspiro O una sonrisa aunque leve Mi estéril pluma se atreve, Solo á deleitarte aspiro.
¿Cómo hacerlo sin que se continúe la estéril rutina de siempre en lo relativo a la estructuración idiomática con base en normativismos momificados e inconexos, distantes de su práctica real?
Allí de la tierra sombría, del tenebroso Tártaro, del ponto estéril y del cielo estrellado están alineados los manantiales y términos hórridos y pútridos de todos, y hasta los dioses los maldicen.
Y tantas nubes preñadas de descontento se agrupan, que está la tormenta próxima a desatarse con furia al menor soplo de viento que la impela o la sacuda. ¡Tan poco del mundo estéril las satisfacciones duran!
—y se lleva a la boca la ya casi vacía botella de ron—Vida monótona... carente de belleza... Triste existencia... Estéril jardín... —repite lo de siempre—.
Pero, el padre de él, que de su nacido violó el lecho se dice y esta pobre casa ultrajó, sea porque su impía mente de ciego flagraba amor, 25 o sea porque inerte, de estéril simiente, su nacido lo fuera, de modo que buscar se hubiera de dónde † † un más nervoso algo que pudiera un ceñidor soltar virgíneo.” “Egregio narras, y de admirable piedad, un padre, que él mismo, de su hijo, se meare en el regazo.” 30 “Mas con todo, no solo esto dice que ella conocido tiene Brixia, la que al cigeno mirador está sometida, ante la que el flavo Mela corre, de muelle corriente, Brixia, de la Verona mía madre amada, sino que sobre el postumio amor, y el de Cornelio, narra, 35 con los que ella mal adulterio hizo.
Y desde esa triste noche, cabizbaja y distraída, sintió su fe decaída, estéril su religión; y allá muy lejos del claustro perdido su pensamiento, para huir no tuvo aliento la terrible tentación.
Yo estoy hablando de un niño indígena, en lugar de hablarles del ponte trucha, del agandalla pa que no te agandallen, del uca, uca el que se lo encuentra se lo emboruca, del presta pa´la orquesta, del cumple la ley carnal, pero la de ley de herodes y como quiera te chingas y te jodes, del rencor estéril, del cinismo hecho carrera con doctorado incluido, del changarro, del vocho, de la tele, del pueblo-unido-invariablemente-será-vencido, del si-zapata-viviera-con-nosotros-se-aburriera.
Templos maravillosos desafiando a los siglos, fortalezas enormes retando a los vestigios, ciclópeos caminos, evocación a Roma, canales milagrosos fecundado la tierra estéril de la costa y de la empinada sierra; y crearon la vida por el llano y la loma.
También dio a luz a los grandes Ourea, deliciosa morada de diosas, las Ninfas que habitan en los boscosos montes. Ella igualmente parió al estéril piélago de agitadas olas, el Ponto, sin mediar el grato comercio.
Los personajes de Volanterías que Domínguez Hidalgo, ¿imaginador fantasioso?, la faceta que de él, tan versátil, se abre a la literatura, nos presenta en su peculiar estilo intermitente, son acaso quienes fueron arrojados a la vorágine de lo deshumanizado, a la peor pobreza, la de espíritu. Seres de "vida monótona, carentes de belleza. Triste existencia, estéril jardín. Árida montaña de dolores"...
Si se inicia con un gramaticalismo memorístico y contradictorio, pero nulo enriquecimiento de la lengua, ésta sólo se verá mejorada, o empeorada, fuera de la escuela por la vida sociocultural, dependiendo de los niveles, registros y tonos de los hablantes, mas no por una clase de Español inútil, estéril, aburrida y odiada.