exasperar


También se encuentra en: Diccionario.
  • verbo

Sinónimos para exasperar

enojar

Sinónimos

Ejemplos ?
Aulo Cornelio Celso en el siglo I y Galeno en el siglo II refirieron la extirpación de los tumores mamarios y el uso del cauterio para la cirugía mamaria. Celso creía que una intervención imprudente sobre el cáncer podría ser dañina y exasperar el tumor.
Fue uno de los más completos futbolistas de su generación, polivalente y elegante dentro del campo de juego, se convirtió en ídolo de la afición de Juventus e irreemplazable en su posición, junto con Michel Platini formaron una de las duplas más peligrosas a la hora de anotar y exasperar a sus rivales con sus conocidas paredes y diagonales.
Plasma sus impresiones en un diario del cual sólo se han podido conocer algunos fragmentos y no pierde el carácter jaranero que lleva al jefe guerrillero a llamarle la atención sobre la "tendencia a exasperar a los compañeros con sus chanzas." Durante 11 meses Moro se mantiene firme en la lucha aunque su estado de salud va en franco deterioro.
Mariátegui vio el fascismo como una respuesta del gran capital a una crisis social profunda, como la expresión de que la clase dominante no se siente ya suficientemente defendida por sus instituciones democráticas por lo que culpa ante las masas de todos los males de la patria, al régimen parlamentario y a la lucha revolucionaria, y desata el culto a la violencia y al nuevo orden del estado fascista, concebido como estructura autoritaria vertical de corporaciones. Mariátegui vislumbró cómo el triunfo del fascismo estaba inevitablemente destinado a exasperar la crisis europea y mundial.
En el viaje desde Honolulu en 1850, la precaución extrema Collinson había comenzado a exasperar a algunos de sus oficiales, que ya mostraban signos de indisciplina.
Su acto más conocido de gobierno la Carta de Mayo, de julio de 1825, un documento que enunciaba derechos humanos y civiles, pero demasiado liberal para ser aceptada por los sanjuaninos de la época. También anunciaba la tolerancia religiosa y suprimía los conventos, algo que hizo exasperar a la sociedad provincial.
En otros puntos de la costa, la marina británica fue empleada en expediciones punitivas contra ciudades costeras - como la quema de Falmouth (actual Portland (Maine)) en octubre de 1775 - que sirvió más para exasperar que para debilitar al enemigo, o el ataque frustrado sobre Charleston (Carolina del Sur), en junio de 1776.
Cuando David Lean rodó allí, en 1970, La hija de Ryan el realizador contactó con el servicio meteorológico para que le avisaran de la llegada de una potente borrasca que utilizó en unas arriesgadas escenas y llegó a exasperar a su equipo: Estuvieron encerrados 12 días esperando que parase de llover para rodar un plano de 7 segundos.
La riqueza del Imperio Chino era conocida por los europeos desde la Edad Media. Bien acogidos, estos no tardaron en exasperar a los chinos por su rapacidad y sus violencias.
La popularidad del movimiento llegó a exasperar a Beethoven hasta tal punto que comentó a Czerny: «seguramente he escrito cosas mejores».;II.
A tales efectos salía la tropa y sin averiguar quiénes eran los culpables, caían espada en mano sobre el primer contingente de aborígenes que hallaban en su camino "haciendo justicia", sin percatarse de que con ese proceder tan poco racional e injusto sólo contribuían a exasperar más y más a los indígenas.
Otro detonante fue la política represiva del capitán general Van Halen desde los sucesos del año anterior a propósito del inicio del derribo por orden de la “Junta de Vigilancia” de la fortaleza de la Ciudadela –en las Cortes el general catalán Juan Prim había denunciado que Van Halen había dado la orden de que los soldados, abandonados y sin recursos, “vivan sobre el país y esto es exasperar al pueblo”-, a lo que se sumó la “brutalidad del general Martín Zurbano, enviado en el verano de 1842 a la provincia de Gerona para perseguir los restos de las partidas carlistas (y de paso a los republicanos)".
La mujer, cuyas principales dotes son la abnegación, la belleza, la compasión, la perspicacia y la ternura debe dar y dará al marido obediencia, agrado, asistencia, consuelo y consejo, tratándolo siempre con la veneración que se debe a la persona que nos apoya y defiende, y con la delicadeza de quien no quiere exasperar la parte brusca, irritable y dura de sí mismo propia de su carácter.
Pero nada pudieron estas juiciosas observaciones sobre la ilusionada Doña Mariana, que estaba llena de entusiasmo por la brillante suerte de su hija Rosalía; y el insistir su hijo en oponerse, sólo sirvió para exasperar a su buena y limitada madre que acabó por decirle que su empeño en que no se dividiese el caudal sería por sacar él la mejor parte.
Lo cual no dejaba de exasperar a Tremontorio, y dábale a menudo ocasión de fulminar sus embreados apóstrofes sobre los pinturines pescadores que caían por su banda.
Las otras son penosas, exigiendo más trabajo y menos variedad: su monotonía debe exasperar al cabo de algún tiempo, y su excesiva fuerza corporal puede muy frecuentemente conducir a los artistas al término de una corta vida: su constancia y su paciencia debe ser más grande que la de los otros; y así, tan lejos de baldonarlas con la bajeza que no tienen sus profesiones, conozcamos que son dignos de elogios por las virtudes con que oponen un trabajo grande al ocio perjudicial, padre de los vicios.
Tratose de lo que en el caso convenía, y resolvieron que Apolo recibiese la embajada con toda ceremonia, para dar a la pompa y aparato un remusguillo de amenaza; que se oyese con benignidad al enviado o, por mejor decir, al traído, y que aunque fuese necesario ceder un poco a las circunstancias, se procurase no exasperar a unas gentes demasiado dispuestas a cometer cualquier exceso; y en fin, que mientras durase la grave escena, Mercurio desgastara los talares en ir y venir, y volver y tornar para lo que ocurriese en una y otra parte.
La rigidez no tiene otro resultado que el de exasperar los ánimos, haciéndoles dudar y burlarse, aunque sólo sea en sueños, de la hipocresía farisaica que ahora se usa.
Ya comenzaban por todas partes la viperina Aleto, la atroz Megera, la letífera Tesífone a esparcir terrores bélicos, a exasperar truculentos ánimos.