fatigarse


También se encuentra en: Diccionario.
  • all

Sinónimos para fatigarse

agotarse

Sinónimos

Ejemplos ?
De esta aventura, pues, trazado había llevar la carga él con toda calma: Orrilo morirá a sus propias manos, si no lo juzgan mal los dos hermanos; que le ceden al hijo de hada y duende, pensando que ha de fatigarse en vano.
Por los más poderosos no entiendo ni a los cocineros ni a los zapateros, sino a los más expertos en los asuntos públicos y en la buena administración del Estado, y no solamente entendidos, sino más valientes y capaces de ejecutar los proyectos que han concebido sin fatigarse por debilidad del espíritu.
Le dan plasticidad, movimiento, elegancia, belleza, pero sobre todo, una protección espléndida para que tu cerebro trabaje creativamente a lo máximo, sin fatigarse por cualquier esfuerzo.
quel diván del Smart-Círculo, obra de Maple, empezaba a fatigarse de resortes, a consecuencia de haberlo elegido Federico Galluste y yo, dos amigotes, para nuestras confidenciales charlas, ondulatorias y polícromas, como los cendales de Loïe Fuller.
Por lo que mira a los intereses públicos, yo sería más que loco si tratase de tomar parte alguna en ellos: pensionarse para remediar un mal cuando queda la puerta abierta para mil, sería fatigarse en vano y recibir perjuicios son fruto.
Después de fatigarse un tiempo en vano tratando ambos que el otro caiga al prado (pues no era menos con el arma en mano éste que aquel o aquel que éste avezado), quiso primero el paladín cristiano hablar al español moro esforzado, como hombre que de fuego sufre asedio, se abrasa todo y no encuentra remedio.
(«Por la vía no puedo ir con usted.») Mi negativa ha sido una especie de castigo por haberse quejado de que llegaba a fatigarse (circunstancia que pasa el sueño sin modificación ninguna), en mi afán de no dejar de ver nada interesante, obligándole a correr todo el día de un lado para otro.
No merece la pena fatigarse por quien siempre se debe estar alerta de su vil carnaval y de su puerta que nos usa y después ha de cerrarse.
Imitar equivale a moverse y fatigarse en el vagón de un ferrocarril: nos imaginamos realizar mucho y no hacemos más que seguir el impulso del motor.
Imitar equivale a moverse i fatigarse en el wagón de un ferrocarril: nos imajinamos realizar mucho i no hacemos más que seguir el impulso del motor.
Para el año 1901 era conocido como Parque Barrios, y el 1 de enero de ese año fue inaugurado un quiosco de lectura con el nombre de «Miguel Álvarez Castro»; según Arturo Ambrogi, dicho espacio serviría para «que el lector, después de escoger su libro o su revista, busque el sitio propicio, y que su atención, al fatigarse de la lectura, se fije y repose en la contemplación del paisaje que le rodea...».
Se creía antiguamente que los magos podían dar una liga encantada por medio de la cual era fácil hacer mucho camino y sin fatigarse en muy poco tiempo, o sea con extraordinaria velocidad.