fenecer

(redireccionado de fenece)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo

Sinónimos para fenecer

morir

Sinónimos

acabarse

Sinónimos

Sinónimos para fenecer

acabar

Ejemplos ?
Con ellos fenece el retablo clasicista, a manera de la fachada de una iglesia, para dar paso a un nuevo tipo en que una amplia calle central albergando un baldaquino o un camarín coronado por estatuas, está flanqueada por estrechas y resaltadas calles laterales enmarcadas por columnas salomónicas.
Hecha la Capa, se sigue poniendo doble el último orden de mallas y sobre ellas, se continúa con el propio molde enlazando sin acrecer o aumentar, pero se echa hilo más grueso hasta el largo de palmo y medio, que es la última parte o remate del ruedo del Esparavel, en cuya conclusión fenece la malla con dos pasadas de aguja, que es lo mismo que echar el hilo doblado.
El colofón de la primera edición, al folio 74 frente, reza: Fenece el presente libro del invencible y muy esforzado caballero Don Claribalte otramente llamado don Félix: el qual se acabó en Valencia a XXX de Mayo por Juan Viñao.
Después de darse cuenta de que el nivel de consumo de oxígeno de la nave es muy superior al normal, probablemente debido a la gran capacidad pulmonar de la criatura, Carruthers piensa que abrir una escotilla y exponer a la nave al vacío del espacio —mientras la tripulación está a salvo en sus trajes espaciales— puede ser una buena idea para ahogar a la criatura. Finalmente, su plan funciona y tras gruñidos y quejidos por parte de la criatura esta finalmente fenece.
La calma universal me maravilla, y no comprendo en mi dolor profundo ¡cómo viven los otros, y el sol brilla, y no fenece con mi madre el mundo!
Así que llamamos ahora fin del bien, no aquel con que fenece y acaba de forma que desaparezca, sino con que se perfecciona, de manera que esté completo; y fin del mal, no aquel con que deja de ser, sino aquel hasta donde llega causándonos daño.
Durante el siglo XIX y parte del XX se produce una tímida industrialización, con explotaciones de hierro y carbón, que fenece en la década de 1960, época a partir de la que se produce el masivo despoblamiento del Municipio.
El colofón dice “Aquí fenece a gloria y alabanza de Dios el libro primero de la primera parte del Dechado y remate de grandes hazañas.
Y don Pedro, suavemente amodorrado por esa idea, antes de decidirse a emprender cualquier trabajo, dejaba pasar los días, sin darse cuenta de que al caer, sin ruido, uno encima del otro, pronto forman la semana, y que fenece el mes, sin que se sepa cómo.
La cesión y renuncia de una plaza, y aun de una provincia, puede tolerarse si por ello fenece una guerra sangrienta y cruel; pero la renuncia inaudita y espantosa de una gran monarquía en el seno de la paz, sin más noticia de la nación y consentimiento de los reinos que arrancarla de la boca de un Monarca aprisionado, o quizás estampada en la imprenta sin haberla hecho, es tan violenta y tan extraordinaria que no se hallará ejemplo adaptable entre los ladrones de reinos, aunque se recorra la historia del mundo.
64.- Y porque la dicha descripción (a los límites de exclusive e inclusive) se haga por una misma forma, se pondrán siempre los grados en que la parte, región o provincia fenece en el punto de Oriente, y en el segundo lugar en el punto de Poniente, y en el tercero el del Norte (o Septentrión); o cuarto el del Sur o Mediodía.
«Dios del abismo de la negra pena sacar la dicha y el contento sabe, y el mal más fiero, si morir le ordena, antes fenece que su voz acabe; corta de su ira y su furor la vena, y ya en la palma de un infante cabe el mar que, derramado y furibundo, bajo sus ondas sepultaba el mundo, «Aquel en cuyo pecho halla cabida la desesperación cobarde y ciega, mientras aún dura la mudable vida, no merece la dicha, que al fin llega: la merece tan sólo quien anida la fe en el suyo, y siempre espejea y ruega; que todo, todo del Señor se alcanza con oración, con fe, con esperanza.
Sólo tú debes amarme; pero como nada es eterno al hombre y no hay un amor de perenne felicidad, siempre aparece un sustituto promisorio en el ensueño de amar y todo fenece dentro de una caja mortuoria olvidada en cualquier rincón de las promesas vividas, derrumbadas por el humo del hastío, la incoherencia de los embonamientos o el desengaño de lo sobre valorado.
En los casos enunciados en las fracciones precedentes, sólo se mantendrá el valor base utilizado para la licitación anterior, si el respectivo dictamen valuatorio continúa vigente. Si fenece la vigencia del dictamen, deberá practicarse un nuevo avalúo.
Novena LOS legisladores provinciales que resulten electos en los comicios del día catorce de octubre de dos mil uno, ejercen su cargo desde el día diez de diciembre de dos mil uno hasta el día diez de diciembre de dos mil tres, fecha en que fenece de pleno derecho su mandato (corresponde al artículo 83).
Cuando el cuerpo se quiebra; cuando la carne fenece; cuando no queda cráneo ni polvo, sólo la poesía permanece vital, como trémula gota de estalactita que por milenios insiste en perforar la roca y brotar, así Esther Puhyol, se ha ido decantando misteriosamente en su lírica, a pesar de la muerte.
La Vida y la Naturaleza pueden ser utilizadas a veces como parte integrante de los materiales artísticos: pero antes deben ser traducidas en convenciones artísticas. Cuando el arte deja de ser imaginativo, fenece.
Di, ¿cómo puedes disfrutar de calma, di, cómo algo en la vida te recrea, di, cómo aspiras a gloriosa palma, si abrigas, Celso, la terrible idea de que fenece con el cuerpo el alma?
¡Mirad! ya la tarde fenece... La noche en el cielo despliega su velo, propicio al amor. La playa desierta parece: Las olas serenas salpican apenas su dique de arenas, con blando rumor.