feo


También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • adjetivo
  • sustantivo
  • locución

Sinónimos para feo

feúco

Sinónimos

desaire

Sinónimos para feo

antiestético

Sinónimos

Ejemplos ?
Y Sócrates continuó: Pero para cerciorarse de esta verdad es preciso no contentarse con examinarla con relación a los hombres, sino también con relación a los animales, a las plantas y a todo lo que nace, porque así se verá que todas las cosas nacen de la misma manera, es decir, de sus contrarios, cuando los tienen. Por ejemplo: lo bello es lo contrario de lo feo, lo justo de lo injusto, y lo mismo una infinidad de cosas.
Y desde otro punto de vista, si se concediera con qué cuidado coloca un padre cerca de sus hijos a un preceptor que vele por ellos y que el deber principal de este preceptor es impedir que hablen con los que los aman; que sus mismos camaradas se burlan de ellos si los ven mantener un comercio semejante y que los ancianos no se oponen a estas burlas y no riñen a sus autores; al ver esto que es costumbre en nuestra ciudad, ¿no se creería que vivimos en una país donde la gente se avergüenza de formar semejantes amistades íntimas? He aquí como hay que explicar esta contradicción: el amor, como dije antes, no es bello ni feo por sí mismo.
¿No encuentras que no hay nada tan extraño como un hombre muy alto o uno muy pequeño, y lo mismo digo de los perros y de todas las demás cosas, como de lo que es rápido y de lo que es lento, de lo que es hermoso y de lo que es feo, de lo que es blanco y de lo que es negro?
Es bello si se ama obedeciendo a las leyes de la honorabilidad, y feo si se ama faltando a ellas; porque no es honrado conceder sus favores a un hombre vicioso y por malos motivos, y es honorable rendirse por buenas causas al amor de un hombre que practica la virtud.
No seas ridículo. Con la centaviza te ganas todo. Se tapa lo feo, lo enano, la ñango, lo animal. -Pero... -Dirás misar la feria es la feria y con ella...
-Un hombre más que gordo, más que calvo y más que feo, exclamaba conmovido mientras veía correr al insecto que se deslizaba veloz por la plataforma sin comida de una mesa aparente.
«Había dicho a Diotime casi las mismas cosas que Agatón acaba de decir: que el Amor era un gran dios y el amor de lo bello, y ella se servía de las mismas razones que acabo de emplear contra Agatón para probarme que no era bello ni bueno. Le repliqué: Pero ¿qué dices, Diotime, que el Amor es feo y malo?
Y el hombre más que gordo, más que calvo y más que feo, como delirando, la contemplaba con embeleso, mientras que el ágil animalejo proseguía en libertad por su ruta.
Y el hombre más que calvo, más que gordo y más que feo, cogió un matamoscas previamente colocado tal cual si por las dudas sobre un desportillado armario y...
-Habla mejor, me respondió ella. ¿Crees que todo lo que no es bello tiene forzosamente que ser feo? -Lo creo, sí. -¿Y que no se puede carecer de ciencia sin ser un ignorante?, ¿o no has observado que existe un término medio entre la sabiduría y la ignorancia?
Y el hombre más que calvo, más que gordo y más que feo, puso la mejor de sus caras y, contemplando al animalito, lo dejo escapar.
Me ha ido muy mal...y...Sólo traigo la mitad de los réditos - prosiguió mientras iba sacando de la bolsa algunos billetes de a cien. El hombre más que calvo, más que gordo y más que feo, se los arrebató precipitadamente y amenazó furioso: - ¿¡Nada más esto!?