Ejemplos ?
Y por cuanto el Pueblo Oriental, aborrece y detesta hasta el recuerdo de los documentos que comprenden tan ominosos actos, los Magistrados Civiles de los pueblos en cuyos archivos se hallan depositados aquellos, luego que reciban la presente disposición, concurrirán el primer día festivo en unión del Párroco y vecindario y con asistencia del Escribano, Secretario, o quien haga sus veces á la casa de Justicia, y antecedida la lectura de este Decreto se testará y borrará desde la primera línea hasta la última firma de dichos documentos, extendiendo en seguida un certificado que haga constar haberlo verificado, con el que deberá darse cuenta oportunamente al Gobierno de la Provincia.
Tu dulce cuna meció festivo amor: tu blanda risa nació bajo su beso: complacido la recibió, y en inefable encanto y sin igual dulzura tus labios inundó: tu lindo talle de gallarda hermosura Venus ornó con ceñidor divino, y, tal vez envidiosa, contemplaba tu celestial figura.
En la cuestión de los toros declaró la Real Audiencia que era indiferente lidiarlos en día festivo o de trabajo; y que por lo tanto, ni el intendente se había extralimitado ni el obispo faltado a su deber reclamando contra lo que, en conciencia, creía infractorio de prescripciones eclesiásticas.
Si en una tertulia privada se hubiese propuesto semejante arbitrio se habría reputado un pasatiempo, que algún genio festivo habría extendido a la habilitación de pulperías, cafés, canchas y otros recursos enteramente análogos al de la lotería: pero proponer semejantes medios ante la respetable presencia de V.
En la noche del extraordinario suceso se presentó como de costumbre en el pique a la hora reglamentaria: las nueve en punto marcaba el reloj de la máquina cuando penetraba en la jaula y desaparecía en el pozo de bajada. Era aquel un día festivo y la mina estaba desierta.
A la inofensiva mazamorra la tenemos relegada al olvido, y como dijo mi inolvidable amigo el festivo y popular poeta Manuel Segura: «Yo conozco cierta dama que con este siglo irá, que dice que a su mamá no la llamó nunca mama, y otra de aspecto cetrino que, por mostrar gusto inglés, dice: yo no sé lo que es mazamorra de cochino».
Se bebió el agua de un sorbo y luego, enjugándose los labios con la manga de la blusa, agregó, festivo y zalamero: -Rosa, si para verte fuera preciso tomarse cada minuto un vaso de agua, yo me tragaría el mar.
Duerme en la tumba en paz, Serra festivo: Dios todo lo equilibra y lo compensa: el mundo olvida a quien inciensa vivo: ¡feliz aquel a quien difunto inciensa!
EL HOGAR EN LA DISTANCIA Cruzando en mares ajenos, invitando a lo festivo; con nuestra bandera flameando, avanza este viejo navío.
Las escenas del portal de la iglesia se repetían cada día festivo, no solamente en este sitio, sino en el corro, adonde iba el madrileño a ver bailar y jugar a los bolos.
Al hallarme solo me abrumó la carga de mi tribulación moral, y sollocé contra el rincón del coche. Tal vez me exaltaba el festivo vino, que acrece el sentir.
l autor de esta producción, según un reputado publicista y literato de éste país, es el poeta festivo, satírico y epigramático don Francisco Acuña de Figueroa, inteligencia peregrina, gloria no sólo del Uruguay, su cuna, sino del Nuevo Mundo.