feto


También se encuentra en: Diccionario.
Búsquedas relacionadas con feto: aborto, cigoto, embrion
  • sustantivo

Sinónimos para feto

embrión

Ejemplos ?
En relación con esto recordamos también la discusión que en la Edad Media se desarrolló sobre el momento en que el alma entraba en el feto, pues sólo a partir de él podía hablarse de asesinato.
No suelo, por Hércules, pronto hervir, pero a la blanda carne gusanos le nacen. Ríe, ¿Qué tiene de que reír? ¿Es que tu padre tu feto compró con una lámina de oro? ¿Caballero romano eres?
Artículo 337.- Para los efectos legales, sólo se reputa nacido el feto que, desprendido enteramente del seno materno, vive veinticuatro horas o es presentado vivo al Registro Civil.
Algunas consecuencias son: Anorexia o pérdida del apetito Alteraciones del sueño Depresión Temblor Impotencia sexual (cáncer o tumores malignos en próstata, huesos y en las mujeres en mama, ovarios y útero) Cefalea, migrañas, disminución de la libido (problemas de pareja) astenia, desánimo Problemas en el embrión o feto como parálisis Hidrocefalia Labios leporinos Fibrosis quística Esterilidad en el hombre Formación de cataratas.
El padre Arce decía que para él era caso de conciencia consentir en el capricho femenino; pues una vez que se negó a conceder tal licencia aconteciole que, a los tres días, se le presentó la niña del antojo llevando el feto en un frasco y culpándolo de su desventura.
Matalinares sostuvo que no por el peligro del feto, sino por corruptelas y consideraciones de conveniencia o por privilegios apostólicos para determinadas personas de distinción, se había tolerado la entrada de mujeres en clausura de regulares, y que eso de los antojos era grilla y preocupación.
Insiste en su creencia de que aquel era palomino hecho y derecho; y cuenta que, en la calle de San Ildefonso, del huevo de una gallina se extrajo un feto con figura humana; que una mujer parió cinco ratones, a los que un gato que había en la casa se manducó sin ceremonia, y que hubo otra prójima, a quien llamaban la hija de vaca, porque realmente lo era.
Empezó por exponer los premios destinados a los veloces aurigas: el que primero llegara, se llevaría una mujer diestra en primorosas labores y un trípode con asas de veintidós medidas; para el segundo ofreció una yegua de seis años, indómita, que llevaba en su vientre un feto de mulo; para el tercero, una hermosa caldera no puesta al fuego y luciente aún, cuya capacidad era de cuatro medidas; para el cuarto, dos talentos de oro; y para el quinto, un vaso con dos asas que la llama no tocara todavía.
que a pesar de tu cuerpo en movimiento, también como yo, máquina, en este tiempo, permaneces siempre yerto. POEMA DEL FETO QUE PIDIENDO AYUDA NO LE HIZO CASO NI SU MADRE.
Somos ayer porque el caudillo indígena y el capitán hispano, mezclados en ceniza y en pasado, se asoman a mirar por nuestros ojos como la raíz se asoma por los tallos. Somos hoy porque el hombre es a la tierra madre como el feto a la placenta, como el infante al seno, como el polvo al camino.
Si resucita feto, ¿para qué resucita? Y si muchacho ú hombre ¿de donde le vendrá su sustancia? 4°. Si un alma llega á otro feto ántes de estar decidido su sexo, ¿resuscitará este varon ó hembra, ó feto?
Cada uno de sus cuartos me produce una jaqueca (increpándola): ¡Eh, imbécil solterona, bolsa de hiel, ripio clásico, ladradero de canes, hostia de botica, cara de feto!