fiar

(redireccionado de fiados)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo
  • locución

Sinónimos para fiar

confiar

Sinónimos

Antónimos

de fiar

Sinónimos

  • de confianza

Sinónimos para fiar

afianzar

Ejemplos ?
Ítem, declaramos por locos todos los mercaderes que en cuanto a los plazos de las pagas que les debieren, hacieren, sin otro resguardo, confianza de la palabra de señores; y que sean comprendidos debajo del mismo título los señores que no reparan en comprar a cualquier precio, fiados en que es largo el plazo de la paga, habiendo de saber que no hay cosa que llegue más presto que el plazo de una deuda, y se cumpla con éstos el refrán que dice: «todos somos locos, los unos y los otros».
Ella no producirá sino el olvido en las almas de los que la conozcan, haciéndoles despreciar la memoria; fiados en este auxilio extraño abandonarán a caracteres materiales el cuidado de conservar los recuerdos, cuyo rastro habrá perdido su espíritu.
El crédito por alimentos fiados al deudor para su subsistencia y la de su familia, en los seis meses anteriores a la formación del concurso; VI.
Ellos nada respondieron, antes aprietan el paso por entre la espesura, fiados en la oscuridad, con lo cual de esparcen los jinetes por las conocidas veredas para cerrarles todas las salidas.
No desembanastaron ni contaron la ropa, fiados en la entereza de mi conciencia; y así me cumpla Dios mis buenos deseos y nos libre a todos de poder de justicia, que no he tocado a la canasta, y que se está tan entera como cuando nació.
Siguiéronle todos con fuerte gritería, y Zeus, que se complace en lanzar rayos, enviando desde los montes ideos un viento borrascoso, levantó gran polvareda en las naves, abatió el ánimo de los aqueos, y dio gloria a los teucros y a Héctor, que fiados en las prodigiosas señales del dios y en su propio valor, intentaban romper la gran muralla aquea.
Y fiado en su amor la preguntaba muchas veces la causa de su tristeza, casi sospechando en ver los continuos paseos de don Diego, parte de su cuidado, si bien Laura, dando culpa a su poca salud, divertía el que podían tener fiados en su mucho recato y buen entendimiento, mas no tanto que no anduviesen hechos vigilantes espías de su honor.
Seguimos adelante, y, si bien advertimos que nuestra victoria había alarmado todos estos horizontes, fiados en la benevolencia vuestra, proseguimos deambulando impertérritos hasta llegar a las puertas de este eminente alcázar, que naciendo laberinto de piedra, se eleva portento, y nube desaparece.
¿O citaré la célebre jornada en que miró a Cedeño el anchuroso Caura, y a sus bizarros compañeros, llevados los caballos de la rienda, fiados a la boca los aceros, su honda corriente atravesar a nado, y de las contrapuestas baterías hacer huir al español pasmado?
Pregúntale: -¿Por qué no se suscribe a los periódicos? ¿Por qué no compra libros, ni fiados siquiera? -¿Qué quiere usted que haga?
Ya iba el cansancio y el desaliento de los soldados de Cobos a renovar los triunfos de Cayaurima, cuando Juan de Campos y Alonso de Grados se resolvieron a decidir por sí solos la suerte en favor de los españoles. Fiados en lo extraordinario de sus fuerzas se arrojaron a brazo partido sobre el escuadrón de los indios en busca de Cayaurima para apoderarse con su persona del ardor y valentía de los suyos.
Con tal motivo prior y provincial acordaron hacerle una visita en su celda y reconciliarse con él, fiados en que también el moribundo, listo como estaba para el supremo trance, echaría pelillos al agua y les daría un abrazo de perdón y despedida.
Es un objeto sagrado cuya única forma de forjar adquiriendo su poder es utilizando 3 metales puros conocidos como Bermellina, Azurina y Aquanina, habiendo sido fiados por el Rey del Mar a 3 tribus diferentes habitantes en diversas islas.
Tuvo que recurrir a fiados para subvenir a los gastos del gobierno y de las compañías presidiales, habiendo comprometido su crédito personal por más de doce mil pesos porque de México no se situaban los fondos con oportunidad.
Atienza se convirtió en una villa de gran fidelidad a los reyes de Castilla en una época de frecuentes revueltas nobiliarias. Muchos reyes castellanos pasaron aquí grandes temporadas fiados de la lealtad de la villa.
Opuso sin embargo que era inconveniente que los enviasen fiados desde España, por las pérdidas que podrían sobrevenir a la Real Hacienda.
Los pescadores con levantar a pulso su raña, observan la gravedad que en sí no tenía, por lo que conocen está ya comiendo el pez, y fiados en los ganchos de que se halla armado el arte recobran su cordel y le sacan del agua, por lo regular clavado en alguno de ellos.
Sin ningún bien ni renta, Blanca se muda a una quinta en la que sobrevive a partir de los fiados y préstamos, hasta que ello se vuelve insostenible.