fiestas


También se encuentra en: Diccionario.
  • sustantivo

Sinónimos para fiestas

vacaciones

Sinónimos

Ejemplos ?
Tanta crueldad en su trato parecía distanciarse de lo que los jóvenes decían de ella, pues bien que se guardaba de no revelar mordacidad cuando se encontraba con ellos en las fiestas, sobre todo cuando sabía que eran hijos de ricos, y aparentaba una gran tibieza de carácter.
Todos querían bailar con ella. Sólo Álvaro platicaba feliz con Margot en el fondo del enorme salón de fiestas. Unos balazos estremecieron el ambiente y corrió el grito de ahí vienen los pronunciados.
ANDADO DEL REY DON FELIPE CUARTO QUE TODOS CELEBREN LA CORONACION DEL REY DE ROMANOS EL PRINCIPE DON FERNANDO; SU MUY CARÍSIMO PRIMO Y PROPÍNCUO CUÑADO - Cabildo fechado el 20 de Julio de 1638 de las Fiestas Reales.
MEMORIA DE LAS FIESTAS EN HONOR AL PRINCIPE FERDINANDO Y EXPLICACION DEL REQUERIMIENTO SOBRE LAS CASAS DE CABILDO. Cabildo de 11 de Agosto de 1638.- En la Ciudad de Santiago de Guayaquil, en once días del mes de Agosto de mil y seiscientos y treinta y ocho años, se juntaron a Cabildo los Señores Justicia y Regimiento que abajo firmaran, y estando en su Cabildo y Ayuntamiento, se trató y acordó lo siguiente: Fiestas hechas al Príncipe Ferdinando.- En este Cabildo se trató por el General Joseffe de Castro, de cómo se habían ya hecho las fiestas que se le habían encargado por la Coronación del Príncipe Ferdinando, Rey de Romanos; y que así se avise a Su Excelencia de como ésta Ciudad ha cumplido con su obligación.
-Escucha bien.- continuó TEZCATLIPOCA -Quiero que vayas al espacio donde está el sol y traigas de allá, los cantores y sus instrumentos musicales para que mis devotos hagan fiestas en mis celebraciones.
Nosotros solemos tener por entretenimiento el ver algún mancebo de ánimo constante, que espera con el venablo a la fiera que le embiste, y sin temor aguarda al león que le acomete; y tanto es más gustoso este espectáculo, cuanto es más noble el que le hace. Estas fiestas no son de las que atraen los ojos de los dioses, por ser cosas pueriles y entretenimientos de la humana liviandad.
Se sentó estrepitosamente y dijo con gritos rotundos: —Señores de los océanos, éste atrevido curioso, osó ver una de nuestras fiestas, la más dotada de hermosura y a la que sólo los habitantes del mar y no los intrusos, tienen derecho a presenciar: el ritual de la eternización.
A las primeras palabras anímase el Niño con vida fantástica: la carne se hace carne. Sus ojos se entreabren, sus puñitos se tienden hacia el Papa como si se tendieran hacia un abuelo cariñoso, haciendo fiestas.
Su prestigio era más importante que yo. Y fue así como... Renata volvió a invitarme a otra de sus fiestas. Me informó que Alfredo iría.
- ¡Claro que Irma! ¡Qué memoria! Cuando éramos jóvenes iba muy seguido a las fiestas que yo hacía en mi casa. ¡Somos muy buenas amigas!
Tu padre es multimillonario. A ti y a tus hermanos les cumple cualquier deseo insignificante que parezca: Carros... Viajes... fiestas... chequera...
En estos elementos culturales, que sobreviven “camuflados”, ocultos o a flor de piel, en las tradiciones, usos, costumbres y fiestas; existe un profundo sentido de incorruptibilidad, son estos espacios, donde lo PROPIO se conserva a pesar de la misma vida.