figón

(redireccionado de figones)
También se encuentra en: Diccionario.
  • sustantivo

Sinónimos para figón

bodegón

Sinónimos

Ejemplos ?
Se llamaban ventas a los establecimientos del camino, ubicados lejos de las agrupaciones urbanas que servían de cobijo a viajantes. Además de ellos los figones públicos que ofrecían alimentos y preparaciones culinarias a los habitantes de los núcleos urbanos.
Programas emitidos en la etapa 2001-2011: A tu vera, Arrasando, Buenos Días Castilla-La Mancha, Cantando en familia, Castellano-manchegos por el mundo, Castilla-La Mancha busca una estrella, Castilla-La Mancha en 25, Castilla-La Mancha en vivo, Cerca de ti, Cifras y letras, Cosas nuestras, Cosecha propia, Date el bote, De Castilla a La Mancha, De un tiempo a esta parte, En comunidad, Fogones y figones...
Eran habituales personajes (o, mejor que personajes, tipos) del entremés el bobo o simple, malicioso aunque suele ser víctima de los engaños ajenos, y que en el entremés ejerce muchas veces el papel de alcalde de pueblo o criado; entre los cargos p:úblicos, los alguaciles, caricaturizados por sus sordos oídos y ciegos ojos ante la gente del hampa que los soborna; los alcaldes rurales, caracterizados por su palurdez y paletez y muchas veces identificado con el bobo e incluso con un actor cómico característico, el gran Juan Rana; la milicia ofrecía los tipos del soldado pobre sin oficio y huésped triste de los figones...
Según algunos autores, Madrid es cocina fruto de las prisas de las tascas y figones, de platos elaborados rápido y mostrando sabores para ser acompañados con vinos de la región.
En Madrid los locales han sido desde antaño un lugar de comidas y de estancia para los extranjeros que venían a visitar la Corte. Al principio fueron fondas y figones, dando paso luego a cafés y restaurantes, poniendo la época moderna bares y cafeterías.
Cofradía de la buena mesa, (1975), «Madrid Gastronómico», Madrid Esta demanda se satisfacía con diversos figones, tascas, fondas, etcétera.
En el siglo XVIII los figones madrileños ofrecían de forma especializada especialidades diversas, de esta forma una buena empanada de carne picada, especias picantes y almendras eran muy apreciadas en el mesón de Paredes.
Entre estos extranjeros, uno de los primeros fue el diplomático francés Juan Francisco Peyron, que en su viaje por España en 1772-1773 destaca el uso social del chocolate durante las meriendas. Estos viajeros aluden a su presencia en los servicios estándares de la mayoría de fondas, posadas y figones.
La plaza paso a denominarse Plaza de las Diligencias, alrededor de la plaza se instalaron fondas y figones y pulquerías, sumamente concurridas por los trabajadores mineros.
La sencillez de su elaboración, y lo barato de sus ingredientes la convertía en un elemento presente siempre en el menú de tascas y figones.
La plaza, estaba rodeada de construcciones, la mayoría pertenecientes a botillerías, fondas y figones, ubicadas al norte, al sur se encontraba la Calle de los Mesones (hoy de Matamoros) y, por el oriente, el Río Pachuca, con el puente de la Cruz Verde (actual Calle de Ocampo).
Intentó entonces la carrera militar y fue soldado y, en Valladolid, de 1574 a 1577, fue escudero del Conde de Lemos; estuvo a punto de acompañarlo cuando éste marchó junto al rey don Sebastián a la infausta campaña de África que terminó con la batalla de Alcazarquivir; pero se quedó en Sevilla viviendo con disipación entre lupanares y figones, acompañado de su inseparable guitarra, de esta etapa corresponde "Sátira a las damas de Sevilla" la más temprana obra conocida de Espinel.
Luego el lechazo o un bacalao a la sepulvedana y de postre ponche segoviano o unos bollos de la tierra que también se pueden comprar para llevar a la familia. En Sepúlveda hay restaurantes y hay figones.
La novela picaresca del siglo XVI apenas hace referencia al consumo de cerveza en posadas y figones, apareciendo sólo el vino y el pan.
Durante esa identificación el plato tuvo que ser aceptado por la clase burguesa española y por la Corte española, algo que ocurre cuando aparece en los menús de los restaurantes y abandona su lugar en las tabernas y figones.
En los restaurantes no figones se conoce normalmente como restaurante con entradas, platos de cuchara, segundos en los que también hay pescado y postre.