frontera


También se encuentra en: Diccionario.
  • sustantivo

Sinónimos para frontera

raya

Ejemplos ?
no perdonará cuanto considere útil a tan interesante servicio y que, usando de todos los resortes que le dicté, la prudencia haga entender a todos esos vecinos los crueles males que les amenazan si por algún evento llegan a dominarlos los portugueses en cuyo caso es preferible la muerte a la despreciable dominación de tan odiosos enemigos .” También desde principios de agosto Rondeau lo mismo que Artigas, circuló instrucciones a los oficiales del “Ejército de la Patria” que guarnecían en la frontera norte y noroeste para que remontaran sus escuadrones y hostilizaran abiertamente a las partidas portuguesas que salieran a su tránsito y aún mismo...
el emperador del Brasil, convienen en declarar libres las comunicaciones entre sus Estados por la frontera común, y ya que el tránsito de personas y sus equipajes por dicha frontera, sea exento de todo impuesto nacional o municipal, sujetándose únicamente dichas personas y sus equipajes a los reglamentos de policía y fiscales de cada Gobierno estableciere en su respectivo territorio.
En nuestros días, gracias al tren, sería un viaje de unas horas, pero entonces llevaba más de un día y una noche el trasladarse de Eisenach hasta la frontera oriental de Turingia, a la ciudad que hoy llamamos todavía Weimar.
La capital de la República, las capitales de provincias con rango metropolitano y las capitales de departamento de ubicación fronteriza tienen régimen especial en la Ley Orgánica de Municipalidades. El mismo tratamiento rige para la Provincia Constitucional del Callao y las provincias de frontera.
--- La República de Venezuela y Su Majestad el Emperador del Brasil, reconociendo la necesidad de ajustar un convenio definitivo sobre los límites entre sus respectivos territorios para dejar sólidamente establecida la armonía que felizmente existen entre los dos países, y remover cualquier motivo de desavenencia; y deseando al mismo tiempo facilitar y promover entre ambos la libertad de comunicación por la frontera común y por los ríos en la parte que a cada uno le pertenece, han resuelto celebrar con ese fin un tratado, y nombrado por sus plenipotenciarios, a saber; Su Excelencia el Presidente de la República de Venezuela al señor Licenciado Luis Sanojo, etc., etc., etc.
Occidente irrumpió en México hace 500 años y, además, tenemos 3000 kilómetros de frontera con el país más poderoso de la civilización Occidental; negar globalmente a Occidente o pretender aislarnos de su presencia no solo sería imposible: sería imbécil.
Recíprocamente, el Brasil podrá mantener agentes aduaneros en la aduana peruana de Iquitos y en cualquier otra aduana ó puesto aduanero que el Perú establezca sobre el río Marañón ó Amazonas y sus afluentes, sobre la margen meridional ó derecha del Alto Acre, sobre el Alto Purús el Alto Yurúa ó en otros lugares de la frontera común.
el Emperador del Brasil, igualmente animados del deseo de facilitar el comercio y navegación fluvial por la frontera y ríos de uno y otro Estado, han resuelto fijar, por una Convención especial, los principios .y el modo de hacer un ensayo que dé a conocer mejor sobre qué bases y condiciones deberá estipularse después definitivamente ese comercio y navegación, y con tal fin han nombrado sus respectivas Plenipotenciarios, a saber S.E.
sus confluentes por barcos de vapor, que, asegurando la exportación de los inmensos, productos de esas vastas regiones, contribuyan á aumentar el número de sus habitantes y á civilizar las tribus salvajes, convienen, en, que las mercaderías, productos y embarcaciones que pasaren del Perú al Brasil ó del Brasil al Perú por la frontera y ríos de uno y otro Estado, estén exentos de todo y cualquier derecho, impuesto ó alcabala, á que no estuvieren sujetos los mismos productos del territorio propio, con los cuales quedan del todo igualados.
ni nosotros pensar en otra cosa, que en esta preciosa ciudad que deber ser capital del mundo, y así sin pérdida de momentos ponerse en marcha, con cuantas tropas y cañones haya juntado, para volver á ocupar el valle de Santiago, y los pueblos ocupados por el enemigo hasta esta frontera, y atacarlo con valor por la retaguardia, dándonos aviso oportuno de su situación ara hacer nuestra salida, y que cercado por todas partes, quede aniquilado, y nosotros con un completo triunfo.
Atendiendo las altas partes contratantes á la peculiar circunstancia de ser limítrofes por una larga y desierta frontera donde tienen guarniciones militares, convienen en que los desertores del ejército ó de la marina, que pasaren del Perú al Brasil o del Brasil al Perú sean mútuamente entregados a los respectivos comandantes o a las autoridades de la frontera que lo reclamaren.
La dos altas partes contratantes se obligan respectivamente á no permitir que los indígenas sean arrebatados y conducidos del territorio de la República del Perú al Imperio del Brasil, o del territorio de éste á la República del Perú; y los que fueren llevados de este modo violento, serán restituidos á las respectivas autoridades de la frontera luego que sean reclamados.