fundar


También se encuentra en: Diccionario.
  • verbo

Sinónimos para fundar

Ejemplos ?
Tanto más vale el común de la gente cohechada con el interés de su alivio, que el celo justificado de los nobles. Él no supo ser emperador, y su cadáver supo fundar el Imperio.
Por ejemplo, Lastarría escribía orgulloso: “¿No habíamos partido nosotros, precisamente en los mismos momentos en que Augusto Comte hacía su curso, cuando apenas comenzaba la prensa a publicar su obra inmortal, que no ha llegado a Chile sino largos años después, no hemos partido de idénticas concepciones para fundar la Filosofía de la Historia?” Y Sarmiento decía: “… con Spencer me entiendo, porque andamos en el mismo camino”.
La misma Córdoba al fundar su resolución de retirarse de la asociación, expresa como uno de los motivos primordiales la constatación de los avances del Congreso, que siendo puramente constituyente, cuya formación era el único encargo que se le había encomendado.
Por esto, después de Obligado tentado estuve de mandarle la espada con que contribuí a fundar la independencia americana por aquel acto de entereza en que con cuatro cañones hizo conocer a la escuadra anglo francesa que, pocos o muchos, sin contar sus elementos, los argentinos saben siempre defender su independencia”.
Los hombres y las mujeres, a partir de la edad núbil, tienen derecho, sin restricción alguna por motivos de raza, nacionalidad o religión, a casarse y fundar una familia, y disfrutarán de iguales derechos en cuanto al matrimonio, durante el matrimonio y en caso de disolución del matrimonio.
Las rentas federales, pingües, saneadas como no lo habían sido en ninguna otra época, toda vez que el pueblo sufre los gravámenes decretados durante la guerra, y que no se pagan la deuda nacional ni la extranjera, son más que suficientes para todos los servicios públicos, y deberían haber bastado para el pago de las obligaciones contraídas en la última guerra, así como para fundar el crédito de la Nación, cubriendo el rédito de la deuda interior y exterior legítimamente reconocida.
ARTÍCULO 35º - Todos los habitantes de la Provincia podrán fundar y mantener establecimientos de enseñanza sin previa licencia, salvo la inspección de la autoridad competente, por razones de higiene, moralidad y orden público.
Toda persona natural o jurídica, previa demostración de su capacidad, cuando cumpla de manera permanente con los requisitos éticos, académicos, científicos, económicos, de infraestructura y los demás que la ley establezca, puede fundar y mantener instituciones educativas privadas bajo la estricta inspección y vigilancia del Estado, previa aceptación de éste.
4º Item, se guarde y cumpla otro Capitulo de las dichas Ordenanzas que parece que hicistes en ese dicho Cabildo, que es del tenor siguiente: Item, dijeron que por cuanto el Cabildo, Justicia y Regimiento de esta Ciudad están en costumbre y han tenido por preeminencia desde que esta ciudad de pobló y fundó, tener sus asientos ye escaños en la parte y lugar más preeminente de la dicha iglesia de esta ciudad, que es junto al Altar Mayor, a la mano derecha, donde se dice el Sancto Evangelio, y ahora por razón de la Audiencia Real que Su Majestad mandó fundar...
3º En el caso de que alguno de los pueblos pactantes fuera agraviado por un gobierno extranjero y no recibiese la condigna satisfacción por ultraje; y 4º Cuando aventureros o individuos desautorizados, ya con sus propios medios, ya protegidos por algún gobierno extranjero, invadieran o intentaran invadir uno de los Estados pactantes para intervenir en los negocios políticos del país o para fundar colonias con perjuicio de su independencia o soberanía.
Y que, para cumplir y efectuar lo que por al dicha Provisión e instrucción de Su Excelencia se le manda, él ha venido a la dicha Provincia de Tomebamba, y la ha andado y rodeado por su persona y visto por vista de ojos la comarca y tierras que tiene, y la disposición de ellas, y se ha informado y comunicado con muchas personas (y) españoles que aquí residen en la dicha Provincia y asiento de Tomebamba, de doce o quince años a esta parte, y de los Caciques y Principales más antiguos de la dicha Provincia y comarcanos a ella que lo podrían saber; y ha constado conforme a la disposición de la dicha Provincia y parecer de todos los suso dichos, que donde mejor se podrá fundar y poblar la dicha Ciudad de Cuenca...
Sin embargo, la diversidad de las formas de vida y el derecho a la diferencia no pueden en ningún caso servir de pretexto a los prejuicios raciales; no pueden legitimar ni en derecho ni de hecho ninguna práctica discriminatoria, ni fundar la política de apartheid que constituye la forma extrema del racismo.