Ejemplos ?
Esos humanos que de tanto sentir se transforman en cantos y en flores, en mariposas y en águilas, en océanos y estrellas. Ellos, habitantes del TLALOCAN, el gozoso mundo de los creadores, de lo que cultivan las flores de la poesía y la amistad.
Cuando comparo entre los historiadores contemporáneos á Ferrer del Río, por ejemplo, historiador de Carlos IV, alam- bicado en la frase, de un purismo amanerado, y con criterio propenso siempre á apreciaciones inexactas, con don Bartolomé Mitre, historiador de San Martín y de los magnos días de lu- cha por la autonomía de un mundo, con su estilo llano y ele- gente, con su envidiable tino para compulsar documentos sa- cando de ellos el jugo animador de la narración, y con su ningún apasionamiento para deducir lo que se entiende por filosofía de la historia, siéntome como hijo de esta gran patria americana, íntimamente satisfecho y gozoso.
-balbució, gozoso, el cazador, sopesándola, babándose de vanidad paternal, porque Sendiño reía fanfarronamente columpiando su carga.
Ella asintió con su indeleble sonrisa el comentario y yo terminé como en un sálvese quien pueda, pues ella ya se aprestaba a lanzar más disparos… -Ojalá que pronto pueda volver a entrevistarla para saborear un poco más de su humorismo gozoso, de su pizpireta charla y de la visión que tiene usted de nuestro siglo XXI.
Absoluta, irremediable, definitiva era desde luego la emancipación con respecto al Rey Fernando VII y sucesores, así como la equivalente independencia con respecto a los pueblos extraños o extranjeros, pero sólo DE HECHO y condicionada a la legítima exigencia de que se concordara en aquel libre voto con relación a los demás pueblos hermanos de América a quienes, sin cálculo anterior, con naturalidad y calma, se aguardaba para la “continuación” que diría gozoso nuestro Artigas.
Quiero otra vez mis campos, mi villa y mi caballo que en el sol y en la lluvia lanza a mitad del viaje su relincho, penacho gozoso del paisaje.
- El ejército De trompas y de atambores retumba marcial estruendo, que en las torres de Pavía repite gozoso el eco, porque a libertarlas viene de largo y penoso cerco el ejército del César contra el del francés soberbio.
Y otro día, en saliendo de casa, abro mi paraíso panal, y tomo entre las manos y dientes un bodigo, y en dos credos le hice invisible, no se me olvidando el arca abierta; y comienzo a barrer la casa con mucha alegría, pareciéndome con aquel remedio remediar dende en adelante la triste vida. Y así estuve con ello aquel día y otro gozoso.
Muchos hombres, por haber perdido a sus amigos, sus mujeres y sus hijos, han descendido voluntariamente a los infiernos conducidos por la sola esperanza de volver a ver a los que habían perdido y vivir con ellos, y un hombre que ama de verdad la sabiduría y tiene la firme esperanza de encontrarla en los infiernos, ¿se disgustará por tener que morir y no irá gozoso a los parajes donde disfrutará de lo que ama?
El padre de la criatura, un negro que trabajaba en el embarcadero de la ciudad, al enterarse de que su hijo había perecido entre las zarpas de un gorila, se presentó en el criadero, tomó la bestia por una pata y le cortó la cabeza. Gozoso de su hazaña, se presentó con la cabeza del gorila en el puerto.
Absoluta, irremediable, definitiva era, desde luego, la emancipación con respecto a los pueblos extraños o extranjeros, pero sólo de hecho y condicionado a la exigencia de que se concordara en aquel libre voto, con relación a los demás pueblos hermanos de América, a quienes sin cálculo ulterior, con naturalidad y calma se aguardaba la “continuación” que diría gozoso nuestro Artigas .
' — Muchachos— exclamó gozoso don Pascual,— mano á las ha- chas, y á ver si en cuatro minutos cortamos este tronco, que no lo he visto mejor, en los días de mi vida, para hacer de él á la Virgen.