grada


También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • sustantivo

Sinónimos para grada

graderío

peldaño

rastra

Sinónimos

reja

Sinónimos

Sinónimos para grada

Ejemplos ?
Desde ese día Juana compartió con don Andrés su escasísima comida, y al acabarse ésta, el vicio salía del conventillo y se iba a dormir en la primera grada que encontraba.
Disculpando el haber removido las reliquias de San Sacerdote del paraje donde yacían, porque la Iglesia no mira bien estas exhumaciones, traslaciones y elevaciones, no habiendo muy justificada causa, dice, página 431 del «Elogio» citado y apéndices: «Muerto San Sacerdote, luego se truxo su cuerpo á esta santa casa (de Huerta) y se sepultó en un sepulcro de piedra delante de la grada del altar mayor...
Se levanta la españolísima Ciudad casi al centro del Distrito Aurífero, sobre una grada de la Cordillera de Vizcaya, a la altura absoluta de 1.200 metros.
Entrante de la eglesia enna somera grada Cometiólo de cabo la terçera vegada En forma de leon, una bestia dubdada, Que traie tal fereza que non serie asmada.
Manda que se convoque a todas las hijas de los hebreos, vírgenes consagradas a Dios para que cada una tome una lámpara en su mano, y conduzcan a la niña, con santo respeto, al templo del Señor. Y, habiéndola conducido, la colocaron en la tercera grada del tabernáculo.
La grada, que gran tiempo al tanto estuvo de lucha que es por infinita extraña, y que asombrada por prodigio tuvo que no mengue el cansancio aquella saña; estima que otro igual a éstos no hubo en cuanta tierra el mar circunda o baña; pues sólo del cansancio dan por cierto que habría cualquier otro antes ya muerto.
El ancho y fecundo Nilo ha enviado también los suyos: Susiscanes, Pegastón, nacido de Egipto, y el soberano de la sa­grada Menfis, Arsames el Grande, y el regente de la antigua Tebas, Arimardo, y los hábiles remeros que surcan los panta­nos, multitud difícil de contar.
Y José había empezado a fabricar para el rey un trono magníficamente esculpido. Y una de las gradas era muy corta, y no podía unirse proporcionalmente a la otra grada.
Y, ya que hubo acabado la misa y echada la bendición, tomóla con un pañizuelo, bien envuelta la cruz en la mano derecha y en la otra la bula, y ansí se bajó hasta la postrera grada del altar, adonde hizo que besaba la cruz, e hizo señal que viniesen adorar la cruz.
Las gradas semicirculares, terminadas a cada lado en una magnífica pata de león esculpida en lava del Vesubio, partían cada vez más amplias de un espacio vacío que correspondía a nuestro patio de butacas, pero mucho más estrecho, pavimentado de un mosaico de mármoles griegos; una grada más ancha formaba, a trechos, una zona distintiva, y cuatro escaleras que correspondían a las salidas y que subían desde la base a lo alto del anfiteatro, lo dividían en cinco franjas más anchas por arriba que por abajo.
E hizo sentarse a la niña en la tercera grada del altar, y el Señor envió su gracia sobre ella, y ella danzó sobre sus pies y toda la casa de Israel la amó.
4 Levantáronse luego sobre la grada de los Levitas, Jesuá y Bunni, Serebias, Dani Cadmiel, Sebanías, Bani y Chênani, y clamaron en voz alta á Jehová su Dios.