grandor


También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • sustantivo

Sinónimos para grandor

tamaño

Sinónimos para grandor

extensión

Ejemplos ?
¡Llegamos a la ramada de la esquina o del boliche, pedí al pulpero un espiche pa tomar la convidada! ¡Jue pucha! que mostrador pintao de negro por junto ¡como cajón de dijunto de tamañaso grandor! ¡Y qué le parece hermano!
Pero lo mejor, allá en lo alto, era el Portal, especie de cueva tapizada de papel dorado, con el pesebre de plata lleno de pajuelitas de oro, y en él, de un grandor desproporcionado al resto de las figuras, el Niño echado y con la manita alzada para bendecir a unos pastores mucho más pequeños que él, que le traían, en ofrenda, borregos diminutos...
En tanto que esto sucedió en la posada, andaba el Asturiano comprando el asno donde los vendían; y, aunque halló muchos, ninguno le satisfizo, puesto que un gitano anduvo muy solícito por encajalle uno que más caminaba por el azogue que le había echado en los oídos que por ligereza suya; pero lo que contentaba con el paso desagradaba con el cuerpo, que era muy pequeño y no del grandor y talle que Lope quería, que le buscaba suficiente para llevarle a él por añadidura, ora fuesen vacíos o llenos los cántaros.
Dicen los ejemplos y el misal que el Señor no se rió ni una merita vez; pero aquí sí li agarró la risa, y le dijo a Peralta: "Hombre, Peralta; ¡otro como vos no nace, y si nace, no se cría! Todos me piden grandor y vos, con ser un recorte di hombre, me pedís pequeñez.
Su grandor físico contrastaba con la ovalada pequeñez de su rostro, con la delicadeza de la fina nariz y la austeridad de sus labios apretados.
LEONARDA Verdad; pero, con todo esto, dígame: ¿qué señales tengo yo en uno de mis hombros? PANCRACIO En el izquierdo tienes un lunar del grandor de medio real, con tres cabellos como tres mil hebras de oro.
7 Y había mayor anchura y vuelta en las cámaras á lo más alto; el caracol de la casa subía muy alto alrededor por de dentro de la casa: por tanto la casa tenía más anchura arriba; y de la cámara baja se subía á la alta por la del medio. 8 Y miré la altura de la casa alrededor: los cimientos de las cámaras eran una caña entera de seis codos de grandor.
Coloqué mi oro entre el fondo del carro, y una tabla del mismo grandor; eché encima mis ropas y algunas provisiones, y me puse en camino después de haber, a pesar del mosaísmo de Samuel, colocado una cruz sobre su tumba.
Y no era, ciertamente, que le asustase ver las monedas, la plata repujada, ni las joyas que habían adornado sus altares; era que allí en la cueva estaba también -testimonio evidente e irrecusable de su delito- el Cristo viejo, la devotísima imagen conocida en el país por «Nuestro Señor de la Barbas». Había sido antaño la venerada efigie, de grandor natural, la mejor prenda, el orgullo del famoso monasterio.
La ciudad impresiona con su grandor, con los edifios de cada época, edificios modernos, edificios de la época de Ceausescu, edificios tradicionales en estilo brâncovenesc y tambiem se nota el aire balcanico.
Al igual lo explica Alvarado Tezozómoc: "Tenían en las lagunas, y su tierra Aztlán un Cú, y en ella el templo de Huitzilopochtli, Ídolo, Dios de ellos, en su mano una flor blanca, en la propia rama del grandor de una rosa de Castilla, de más de una vara en largo, que llaman ellos Aztaxóchitl, de suave olor".
Siguiendo rumbo sudeste, Gallego volvió a topar con Malaita (Ramos) dando con una abra que llamó Puerto Escondido. «Había allí indios desnudos que blandía mazas, de grandor de narajas, de un metal que parecía oro», según Gallego.
C.) que hasta su tiempo se habían servido de escudos terribles y difíciles de manejar y los redujo al solo grandor suficiente para cubrir el cuerpo y a la ligereza necesaria para moverse con ellos a todos lados.
Ocopulco o Ocopolco. Se compone, de ócotl, ocote: pol o pul, expresa "grandor con denuestro", según Molina; y co, en. "En los ocotes grandotes".