Ejemplos ?
8 Antes, en otro tiempo, no conociendo á Dios, servíais á los que por naturaleza no son dioses: 9 Mas ahora, habiendo conocido á Dios, ó más bien, siendo conocidos de Dios, ¿cómo os volvéis de nuevo á los flacos y pobres rudimentos, en los cuales queréis volver á servir? 10 Guardáis los días, y los meses, y los tiempos, y los años.
Continuó sentado y le habló así al capitán, por encima del hombro, elevando el tono de su voz para que todos pudieran escucharle, perfectamente tranquilo y firme: -Si no guardáis ahora esa navaja, os prometo, por mi honor, que en el próximo Tribunal del Condado os haré ahorcar.
a ti mi libro fiel ¡Oh poesía, honrada solamente por la mía y la de un vegetal! Y a vos dama gentil, soberbia y dura, que guardáis en desdén y en hermosura ¡un cadáver de amor!
CLEANTO ¿Cómo? ¿No guardáis ningún resentimiento por todas mis extravagancias? HARPAGÓN Es algo a que tú me obligas por la sumisión y el respeto en que te colocas.
¡Gentes del alto llano numantino que a Dios guardáis como cristianas viejas, que el sol de España os llene de alegría, de luz y de riqueza!
¡Oh, fosas olvidadas, donde solos están los huesos quietos de las gentes pasadas!... ¡Cuántos guardáis, dulcísimos secretos de esperanzas y dichas malogradas!
"México y Centroamérica, desorientados en la nueva situación política, para la cual no estaban preparados, tuvieron un imperial deslumbramiento, y Honduras, como fracción de las que luego fueron provincias unidas de Centroamérica, se unió al Plan de vuestro general Iturbide: aún guardáis bajo vuestra bandera territorios centroamericanos que se sumaron espontáneamente a vuestra República..." De Costa Rica, Sr.
–Y ¿qué es lo que usted quiso preguntarme? –Que si vosotras las mujeres guardáis una palabra que hubiéseis dado. –Según la palabra.