Ejemplos ?
-Si no tenéis más amparo -contestó la religiosa- en noche tan borrascosa, venid al claustro tras mí. -¡Oh, imposible! -Si os importa hablar con alguna hermana, volved, si gustáis, mañana. -Yo hablara...
—¿Hasta cuando? —Por ahora. Si gustáis, hasta después. —¿Tanta ventura es verdad? —Os lo había prometido; de caza está mi marido válganos la obscuridad.
ue el doctor Z es ilustre, elocuente, conquistador; que su voz es profunda y vibrante al mismo tiempo, y su gesto avasallador y misterioso, sobre todo después de la publicación de su obra sobre La plástica de ensueño, quizás podríais negármelo o aceptármelo con restricción; pero que su calva es única, insigne, hermosa, solemne, lírica si gustáis, ¡oh, eso nunca, estoy seguro!
Ahora en vosotros está el conservarlo. Yo tengo la satisfacción honrosa de presentaros de nuevo mis sacrificios y desvelos, si gustáis hacerlo estable.
Veis aquí la letra, en suma, de lo que gustáis saber, y a mí me importa volver allá dentro, no presuma que he dado tan mala cuenta de lo que se me encargó.