Ejemplos ?
Aquí somos tan bien criados, y tanto gustamos de ejercer la hospitalidad, que vaciamos el oro de nuestros bolsillos para los extranjeros.
Nosotros, que felizmente no somos profundos inteligentes, gustamos de dejarnos arrebatar en materia de diversión por las impresiones agradables, sin presentarles el acerado escudo de una crítica rigorista donde se estrellen.
A visitas, a paseos, y hasta a la iglesia, ¿a qué vamos? A ver de lo que gustamos y de gustar con deseos. A ver y a ser vistos: que es de todas las relaciones comienzo, y es ocasiones buscar de dar un traspiés.
Ibn Tufayl se declara discípulo de Al-Gazali y de Avicena, con cierto eclecticismo Aun así, la verdad a la que nosotros hemos llegado y que es el fin y meta de nuestra ciencia, no la hemos alcanzado sino siguiendo la doctrina de al-Gazali y la del maestro Abu Ali, relacionándolas entre sí una con otra y ambas con las opiniones que han aparecido en nuestros días, adoptadas fervorosamente por gentes que hacen profesión de filósofos, hasta que así hemos llegado a alcanzar la Verdad, primero, por el método de la investigación y de la especulación racional, y obteniendo después por la visión intuitiva esta exigua dosis de experiencia mística que ahora gustamos.
El primero es algo más complicado de lo que gustamos de representarnos la imitación de los histéricos y equivale a un proceso deductivo inconsciente, como veremos en el siguiente ejemplo: el médico que tiene en su clínica una enferma que presenta determinadas contracciones y advierte una mañana que este especial síntoma histérico ha encontrado numerosas imitadoras entre las demás ocupantes de la sala, no se admirará en modo alguno y se limitará a decir: «La han visto durante un ataque y ahora la imitan.
Dueño de una voz privilegiada lleva ya mas 10 años de lucha constante por lograr ganarse un espacio en el corazón de todos los peruanos que gustamos de este tipo de música.
El Evangelio reta a los lectores a probar el pastafarismo durante treinta días, afirmando que «si no te gustamos, tu vieja religión seguramente te admitirá de nuevo».
El libro anima a los lectores a que prueben el pastafarismo por 30 días, diciendo: «Si no te gustamos, tu antigua religión probablemente te acogerá de nuevo».
Ellos describieron como su relación como “romance no sexual”, y Slate dijo “me gusta que piensen de nosotros como Elaine Benes y George Costanza, pero nos gustamos”.
«El ser tan diferentes, tener una sensibilidad musical distinta y lograr mezclar todas esas influencias en un solo producto es la magia de Il Divo», «haber abierto las puertas y ser inspiración para otros es un honor, pero nos enfocamos en hacer lo que amamos, reinventarnos, enfrentar retos musicales y darles a la audiencia producciones de calidad» afirma el grupo, y Carlos que «Somos como hermanos, un cóctel molotov que gustamos por cantar canciones pop con estilo operístico».
Señor, si las chicas y yo nos gustamos, ¿no es natural que nos hablemos y todo lo echemos a rodar por salirnos con nuestro gusto?