Ejemplos ?
POLOS.- Como si tú mismo, Sócrates, no prefirieras tener la libertad de hacer en una ciudad cuanto te gustara a no tenerla, y como si cuando ves a cualquiera hacer morir a otro porque lo cree conveniente, o despojarle de sus bienes o aherrojarle en una prisión, no le envidiaras.
Madame Claude les explica a todos que fueron en sus vidas pasadas; Joe era un pulpo que perdió todos los tentáculos por el ataque de un tiburón y Quagmire era Jack el Destripador. El Rey Stewart manda ejecutar a los actores de How I Met Your Mother después de que su actuación no le gustara.
El hecho de que a Freud no le gustara «ninguna formalidad ni etiqueta, su encanto personal, su sencillez, su carácter despreocupadamente abierto y bondadoso» parece que ahuyentaron toda ansiedad.
Ambos juzgaron, por otro lado, que sus retratos "no demuestran gran habilidad ni valor artístico", y concluyeron: "Elluin, en suma, salvo en algunas de sus viñetas eróticas, en las cuales se aplicó particularmente, como a una obra que le gustara, fue simplemente un grabador muy ordinario".
Eduardo llegó al grupo por que sus hermanas cantaban en este grupo. Después de dedicarse a Viento Nuevo decidieron formar un grupo más íntimo y con un estilo de música que les gustara más.
Después de que a los productores les gustara su actuación, Lindelof, Damon & Cuse, Carlton, (September 21, 2008) "Official Lost Audio Podcast", ABC.
Si lo que usted busca es algo más relajante, le gustara saber que también existen actividades familiares, como Tours a las cascadas o Cabalgatas.
Tras hablar con los productores, Yamamoto le pidió a la artista que dibujara algo que le gustara en lugar de "aprovecharse del éxito de otros".
Yo era dulce y humilde como lo soy siempre. Pero eso no impide que en aquel tiempo no me gustara aquello, como tampoco me gusta ahora.
"I Could Fall in Love" habla de estar en una relación distante que el otro no sabe que ella Selena está enamorada de él, ella trata tener una relación con él, siguiendo su corazón, pero se pregunta si le gustara a él entonces decide no hablarle de su amor.
A la hora de redactar el guion pensó en realizar algo que no fuera muy elaborado y que gustara al aficionado de la historieta y estructuró sus ideas en cuatro partes: presentación del personaje, del enemigo, enfrentamiento entre ambos y final.
En 1873, Bruckner envió las partituras de su segunda y tercera sinfonías a Wagner, pidiéndole que eligiera la que más le gustara, con el fin de dedicársela.