Ejemplos ?
Zenón repuso: Dividámonos, de nuevo, y de común acuerdo, menores y mozalbetes, en dos campos, y luego iremos juntos a jugar a la pelota. Jesús dijo: Haz como gustes.
Mas de ti tengo miedo y de tu pene infesto para los chicos buenos y malos, el cual tú por donde gustes, cuando gustes mueve, cuanto quieras, cuando esté para afuera preparado.
Aryuna asintió con la cabeza, y respondió: -La verdad no se aparta de mi boca. Pregunta, Utara lo que gustes. ¡Sé de memoria el astra de los tres mundos!
No pasarás antes de haberme hecho justicia. Puedes fruncir las cejas, puedes amenazarme con la mirada cuanto gustes. Tan inmensa es nuestra desgracia, que ya nada nos importa tu cólera.
-Lo mismo que tú dices- volvió a replicar Claudia- le dije yo, y me respondió que cómo se había de atrever a pedirte por esposa incierto de tu voluntad; pues podrá ser que aunque tu padre lo acepte, no gustes tú de ello.
HILO Pero la madre no está aquí; precisamente está ya viviendo en Tirinto la marítima; y de los niños, a unos se los ha llevado consigo para criarlos; los otros, sábete que están en la ciudad de Tebas. A los demás, que aquí estamos, manda, padre, lo que gustes; obedientes lo cumpliremos.
Entonces el maestro tomó las tablillas que había traído consigo Jesús, y dijo: Escribiré doce letras, y, si el niño es capaz de ajustarse y ordenarse las demás en la cabeza, escribiré estas últimas hasta completarlas todas. José dijo: Haz como gustes.
Si en todo lo que hemos reconocido hay algún acuerdo que te parezca mal acordado, te permito que insistas en él y que lo reformes como gustes, con tal de que tengas cuidado de una cosa.
Cuando los poetas oyeron las señas de la casa de Julia, miráronse en silencio y se pusieron muy graves. Rafael no reparó en tal cosa y prosiguió: -«Vámonos cuando gustes -le respondí a Julia.
-Permíteme entonces, Phaidros, que antes haga algunas preguntas a Agatón, a fin de que, seguro de su consentimiento, pueda hablar con más confianza. -Puedes preguntarle cuanto gustes, respondió Phaidros.
-Entonces, ¿qué le hemos de hacer? Ven cuando gustes a contármele. Yo le oiré (procurando, añadió el Padre entre dientes, que a pesar de mis sesenta años no despierte en mí la envidia) y siempre te absolveré, porque Dios es misericordioso.
-Quedas aceptado -dijo el capataz, después de un instante de vacilación-, un ciego que no pide limosna y desea trabajar merece ser bien acogido; puedes empezar cuando gustes.
Casada has de ser, que tus padres para ese estado te guardan; pues si es así, ¿qué desmerece don Manuel para que no gustes que sea tu esposo?
--No es --quiso añadir mi duque-- honesto que recurramos al guerrero brío, si yo te ofrezco hacerte manifiesto cuando más gustes, lo que ahora fío--.
«Es como si ante la pregunta de su amiga hubiera usted pensado: "¡Cualquier día te convido yo, para que engordes hartándote de comer a costa mía y gustes luego más a mi marido!" De este modo, cuando a la noche siguiente sueña usted que no puede dar una comida, no hace su sueño sino realizar su deseo de no colaborar al redondeamiento de las formas de su amiga.
Entonces, el soldado de menos edad se incorporó, se puso de hinojos ante su colega, y le dijo: Perdona, hermano, que te haya contrariado gravemente, y haz ahora lo que gustes.
Sí, desgraciado, pero no de palabra, ni con juramento; estés atado con los lazos del amor. (RUDENZ vuelve la cara.) Oculta el rostro cuanto gustes.
Porque, si permanecemos aquí, los que se enteren de que has sido madre, lanzarán sobre nosotros el ridículo y el escarnio. Y María dijo: Haz lo que gustes.
Esto también significa que Prey es portable y debiera correr en prácticamente cualquier máquina. Arquitectura modular: Puedes agregar, remover y configurar las diferentes partes de Prey como gustes.