halago


También se encuentra en: Diccionario.
Búsquedas relacionadas con halago: alaga
  • all
  • sustantivo

Sinónimos para halago

Sinónimos para halago

Ejemplos ?
si en un esceso De humor fatal con tan oscura tinta Pude contarte tan atroz suceso; No siempre alegre nuestra pluma pinta De ciego amor el voluptuoso halago, El bullicio del circo y los festines, De blancos sueños el tumulto vago Y el aroma del templo y los jardines.
Ambos, marcados por enfermedades, Vigotski muere a los 37 años de tuberculosis y Bajtín de osteomielitis en un país que podía haberlos curado, logran dar algunas de las aportaciones más universales de la cultura rusa del siglo XX. Y aunque Bajtín puede considerarse un longevo, su vida no fue un halago de concentración y sedentarismo intelectual.
Entre las secciones Torata-Saracay la mano del labriego ha comenzado ya a hacer sus penetraciones y a palpar la tierra, desbrozando las malezas milenarias que albergaban fieras e insectos venenosos, para los cultivos de arroz, maíz, café, etc., y plantando sus habitaciones, que llevan el halago de afianzar más el imperio de la soberanía ecuatoriana.
No tengo veta de marido yo. Y mientras ella, temblando aún, se alisaba el revuelto pelo, él, desde el umbral, la enviaba rápido halago de despedida...
Sin embargo, está triste y parece que sufre. Consolémoslo, que no hay dolor que resista al halago de una mujer amante... El sol iba a ocultarse, y sus últimos rayos iluminaban la bella figura de Lucía que de pie ante un espejo adornábase con las galas sencillas de la pobreza.
¿Quiere que la Niña cierre la ventana para que se duerma?". Y aquella vocecita daba el tono de la caricia, del halago, de la tierna compasión.
Las ciencias y las letras, fuera de este valor social, fuera de esta importancia que podemos llamar instrumental, fuera del barniz de amenidad y elegancia que dan a las sociedades humanas, y que debemos contar también entre sus beneficios, tienen un mérito suyo, intrínseco, en cuanto aumentan los placeres y goces del individuo que las cultiva y las ama; placeres exquisitos, a que no llega el delirio de los sentidos; goces puros, en que el alma no se dice a sí misma: : ...Medio de fonte leporum : sugit amari aliquid, quod in ipsis floribus angit. : De en medio de la fuente del deleite : Un no sé qué de amargo se levanta, : Que entre el halago de las flores punza.
Y cuando en abrazo inicuo ahogó traidor y alevoso a los príncipes incautos, que en él buscaron apoyo, y del regio Manzanares en el coronado emporio, en exterminio el halago, la oliva tornó en abrojos, hospitalidad, caricias, bendiciones y tesoros, pagando con hierro, muerte, incendios, estupros, robos, se derramaron sus huestes a asegurar el despojo, a encadenar toda España, juzgando vencido todo.
c) Responsabilidad del partidismo político demagógico y sin visión Finalmente, tampoco diríamos la verdad completa si no señaláramos la responsabilidad que asimismo tuvieron aquellos políticos que, por su demagogia, espíritu partidista o falta de visión, prefirieron el camino fácil del halago que daba votos, en lugar de las medidas que oportunamente le hubieran permitido a Chile lograr un acelerado desarrollo económico y una efectiva justicia social.
Las voces y las risas, el juego, las botellas, en torno de las bellas alegres apurar; y en sus lascivas bocas, con voluptuoso halago, un beso a cada trago alegres estampar.
Para los poetas y dramaturgos, en vez de homenajes yo organizaría ataques y desafíos en los cuales se nos dijera gallardamente y con verdadera saña: "¿A que no tienes valor de hacer esto?" "¿A que no eres capaz de expresar la angustia del mar en un personaje ?" "¿A que no te atreves a contar la desesperación de los soldados enemigos de la guerra?". Exigencia y lucha, con un fondo de amor severo, templan el alma del artista, que se afemina y destroza con el fácil halago.
Añadió por apéndice un discurso en alabanza de la poesía, donde á la manera de los eruditos de su tiempo amontonó quanto sabia para defender y elogiar un arte, que nunca halla gracia delante de los espíritus feroces y groseros, y que para los qué nacieron sensibles á la armonía no necesita de mas recomendación que su mismo halago.