hermano

(redireccionado de hermanas)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • adjetivo
  • sustantivo

Sinónimos para hermano

consanguíneo

Sinónimos para hermano

germano

Sinónimos

Ejemplos ?
Numerosas, considerables, sus Grandes Mansiones, cuando éstas celebraron Consejo; se reunieron, se subdividieron, porque habían nacido sus querellas; se envidiaban por el precio de sus hermanas, el precio de sus hijas, ya no ofrecían sus bebidas ante sus rostros.
Por eso es que ha andado tratando con Nicolino, el judío italiano.» La suposición me satisfizo y por el momento dejé de lado mi curiosidad. Conocía muy bien a las dos hermanas de Wyatt, jóvenes tan amables como inteligentes.
El grupo de Wyatt llegó unos diez minutos después que yo. Estaban allí las dos hermanas, la esposa y el artista -este último en uno de sus habituales accesos de melancólica misantropía-.
Tengo que exceptuar, sin embargo, a Wyatt y a sus hermanas, que se mostraban reservados y fríos, en forma que no pude menos de considerar descortés hacia el resto del pasaje.
Estaba melancólico más allá de lo acostumbrado en él; incluso diré que se mostraba lúgubre, pero no podía extrañarme dadas sus excentricidades. En cambio me resultaba imposible excusar a sus hermanas.
Y no digamos Doña Pura, es humildísima, ¿ves? Pertenece a las Devotas Hermanas de la caridad, Asociación Civil. Nada existe que no dé, hasta lo que no tiene.
Pero procuremos que sea ese espíritu de concordia entre hermanos y hermanas el que anime las discusiones de la próxima semana cuando nos esforcemos por construir un mundo en el que los principios de la igualdad y la no discriminación sean reconocidos, no sólo en el papel, sino en la práctica de cada día.
“Oh gloria eximia, que por tus grandes virtudes te acreces, de Ematia protección, de Ops para el nacido queridísimo, escucha el que en esta alegre luz a ti te revelan las hermanas, 325 el verídico oráculo: pero vosotros, a quienes los hados siguen, corred guiando las hebras, corred, husos.
Yo seré tu enemigo mientras vivas, y cuando hayas muerto, nuestras hermanas las leyes que rigen en los infiernos no te recibirán indudablemente con mucho favor, sabiendo que has hecho todos los esfuerzos posibles para arruinarme.
50 Desjuntadas poco antes, mis guedejas hermanas mis hados deploraban, cuando, impeliéndose el etíope hermano de Memnón con sus plumas, que el aire batían, a sí mismo se mostró, de Arsínoe la lócride el pájaro caballo, y él por las etéreas sombras a mí elevándome, me lleva volando, 55 y de Venus me coloca en el casto regazo.
«El no sentir los males no es de hombres, y el no sufrirlos no es de varones.» Habiendo referido todos los Césares a quien la fortuna quitó hermanos y hermanas, no puedo pasar en silencio al que debiera ser repelido del número de los Césares, por haberle criado la naturaleza para acabamiento y afrenta del linaje humano; aquel que dejó el Imperio de todo punto perdido para que le recrease la clemencia de nuestro piadosísimo príncipe.
El mismo Oribe a principios de Marzo había librado a todos los pueblos del Continente, por conducto de su Cancillería, una nota circular destinada a hacerles conocer su elección, en la que se emplearon estos términos que armonizan en suprema concordancia con las expresiones de su carta privada a Echeandía: “ Al instalarse en tan delicada misión, contempla que el primer paso que ella le aconseja como Jefe de uno de los pueblos que integran (nótese) la gran familia americana es manifestar a los Gobiernos que presiden los demás Estados de la Confederación, los sentimientos que le animan para la prosperidad de las Repúblicas hermanas ”, etc.