hermenéutica


También se encuentra en: Diccionario.
Búsquedas relacionadas con hermenéutica: exégesis
  • all
  • sustantivo

Sinónimos para hermenéutica

interpretación

Sinónimos para hermenéutica

exégesis

Sinónimos

Ejemplos ?
Existen muchos puntos de vista sobre la definición de teoría, según la escuela filosófica, científica o sociológica de que se trate; por citar: la crítico social, la estructuralista, la hermenéutica, la neopositivista, la de los analíticos, la de los desconstruccionistas, etc., sin embargo, todos ellos coinciden en que una teoría constituye un sistema fundamentalmente sígnico que codifica simbólicamente los logros obtenidos en un campo de investigación y que a su vez posee, de acuerdo con Althusser, una vigilancia intelectual sobre ellos que se denomina metateoría.
La Hermenéutica y la Pragmática devienen disciplinas fases del autodevoramiento semiótico, donde la desconstrucción principia en el momento del último peldaño interpretativo y constituye la lógica respuesta postestructuralista para no sumergirse ni en la miseria de la razón ni en la tumba de las estructuras, pues abre los interpretantes hacia nuevas combinatorias innovantes y sorprendentes que intérpretes alienados o desalienados pueden hacer como oposición, esto es, impulsarse a la creatividad de lo otro subyacente donde los signos generan signos y perpetúan la eterna semiosis, objeto en última instancia de la Semiótica.
El intérprete católico debe, pues, mirar como un deber importantísimo y sagrado explicar en el sentido declarado los textos de la Escritura cuya significación haya sido declarada auténticamente, sea por los autores sagrados, a quienes les ha guiado la inspiración del Espíritu Santo —como sucede en muchos pasajes del Nuevo Testarnento—, sea por la Iglesia, asistida también por el mismo Espíritu Santo «en juicio solemne o por su magisterio universal y ordinario»(36), y llevar al convencimiento de que esta interpretación es la única que, conforme a las leyes de una sana hermenéutica, puede aceptarse.
Nacen así la Semiótica y sus ramas; la Lingüística del texto, la Semiótica Textual, la Narratología, la Gramatología, la Pragmática Lingüística, la Nueva Hermenéutica, la Nueva Retórica, etc.; la Sociolingüística y la Sociología Interaccional; la Psicolingüística; la Antropología Lingüística y Cultural; la Etnometodología, la Etnografía de la Comunicación, la Teoría de la Argumentación, heredera de la vieja retórica y un imponente etc.; no menos imponente que el de la aplicación, a veces en erróneas calcas, de las, ya para mediados del siglo XX, famosas escuelas lingüísticas: Ginebra, Praga, Copenhague, París, Londres, además de las teorías derivadas de Leonard Bloomfield.
Tampoco detenerse en los usos que de ella efectúan los hablantes o escritores como lo hace la Pragmática ni en las posibles interpretaciones que los textos diseminen. Esto lo efectúa la Hermenéutica.
Tal vez un día se diga que equivale, pues crea adicción y un aburrado engreimiento estrellista. HERMENÉUTICA PREHISPÁNICA Compañero maestro, educar es transformar la entidad biológica que somos en el pleno ser humano que debemos saber ser; esto es, desarrollado al máximo en los rasgos distintivos nucleares de la humanidad: conciencia, creatividad y voluntad; ellos engloban a todos los demás elementos que se sustentan como exclusivos de los hombres y de las mujeres: deseo de saber, libertad, responsabilidad, solidaridad, etc.
Otra: la hermenéutica; guía en la adecuada interpretación de los contenidos semánticos que subyacen en las interrelaciones de los enunciados oracionales y textuales.
HACER HABLAR A LAS IMÁGENES PARA DISCUTIR Y ESCRIBIR LO QUE DICEN La potencialidad generativo–idiomática que las imágenes promueven en los alumnos aporta un abanico impresionante de prácticas y de motivaciones para que el alumno hable, escriba, enriquezca su vocabulario, reflexione y descubra estructuras lingüísticas y literarias, además, de semióticas en general. Los dota de una mayor capacidad hermenéutica para descubrir mensajes y sus manipulaciones o construirlos.
Mas no obstante su búsqueda hermenéutica nunca hallaba la luz de epifanías; sumergido entre redes de mayéutica tiraba sus preguntas a los días.
Obvio es que los privilegiados magos (de donde viene la palabra maestro: magis, magister; el que sabe más) o sacerdotes se enfocaran en el grámatos (escritos “sacros”) heredado de mitos, acciones instrumentales, estratégicas y comunicativas, según terminología de Habermas, y que un Hesíodo o un Homero, fueran leídos con una hermenéutica rigurosa que se extiende hasta la Edad Media: cuidado de que el texto estuviera bien escrito, bien pronunciado, bien leído, bien descifrado.
Interpretar, pero interpretar bien, para no distorsionar los sentidos de los signos textualizados. Desde entonces hasta la “nueva” hermenéutica, como la de Ricoeur de nuestros días, entre otros, se insiste en ello.
No es pues azaroso que tan amplia lectura nos haya impulsado a comprender que la lectura en su sentido tradicional “de letras”, requiere ser amplificado al de acción hermenéutica en todos los sistemas sígnicos, a veces insospechados, pero presentes en toda la vida.