huir


También se encuentra en: Diccionario.
Búsquedas relacionadas con huir: escoger, quedarse, recoger
  • all
  • verbo

Sinónimos para huir

escapar

Sinónimos

evitar

Sinónimos

Sinónimos para huir

ahuecar el ala

Sinónimos

Ejemplos ?
Sabrás, si de amor sabes, de qué estado quedé yo en él pensando noche y día; mas cierta de que dentro de mi amado la misma llama habitación hacía. Tampoco a aquel deseo él nada opuso, antes la traza de yo huir dispuso.
Pero como ya en la ciudad unos siguiesen las partes de Octavio, otros las de Marco Antonio y los ejércitos venales corriesen a juntarse, como a voz de pregonero, donde los llamaba mejor paga, desesperando de la república, determinó Marco Bruto huir de Italia; y por Lucania, a pie, se fue al mar de Elea.
La decisión de huir y sus peligros -para los que el mensú necesita todas sus fuerzas- es capaz de contener algo más que una fiebre perniciosa.
Y un momento después surgían de un recodo de la picada el capataz y tres peones corriendo... La cacería comenzaba. Cayé amartilló su revólver sin dejar de huir. -¡Entregate, añá!
Comprendo que a un loco se le pueda ocurrir que sea preciso huir de un amo, cuéstele lo que le cueste, y no comprenda que siempre se debe estar unido a lo que es bueno y no perderlo nunca de vista.
Porque os juro, por el perro, que estos nervios y estos huesos que tengo aquí estarían hace ya mucho tiempo en Megara o en Beocia, si hubiera pensado que eso era mejor para ellos y si no hubiese estado persuadido de que era mucho mejor y más justo permanecer aquí para sufrir el suplicio a que mi patria me ha condenado, que escaparme y huir.
La señora Catalina entraba y salía procurando huir del tremendo espectáculo; la Florina y Antonia la Salpullío gimoteaban secándose los ojos con el pico del delantal; en el umbral de la habitación, algunos vecinos piadosos fumaban en la antesala esperando el fatal momento y entreteniendo la lúgubre espera poniendo orden en la marcha del Gobierno y dando solución a los más grandes conflictos internacionales.
Querría huir, y como herido ciervo dondequiera que va, lleva la flecha: de sí vergüenza y de su amor padece, y calla, aunque es sanar cuanto apetece.
No tanto hizo el escudo que no entre, aun siendo fuera acero y dentro palma, y que haga huir al punto por el vientre de aquel gran cuerpo aquella ínfima alma.
Iban a venderle para degollarle y devorar sus restos. ¡Horrible destino! Nada podía hacer para evitarlo. ¿Huir del corral? ¿Esconderse? ¿Y adónde iba?
Nosotros quedamos vencedores, y Ramón tuvo que huir con los muy mermados restos de sus alaveses; pero no sin que antes hubiera dado muerte por sí mismo, de un pistoletazo, al que la víspera era su Teniente Coronel; el cual en vano procuró defenderse de aquella furia.
Pero si hay algo que me asuste más que una mujer, es una señora, y, sobre todo, una señora inocente y sensible, con ojos de paloma y labios de rosicler, con talle de serpiente del Paraíso y voz de sirena engañadora, con manecitas blancas como azucenas que oculten garras de tigre, y lágrimas de cocodrilo capaces de engañar y perder a todos los santos de la corte celestial... Así es que mi sistema constante se ha reducido a huir de ustedes.