ideal

(redireccionado de ideales)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • adjetivo
  • sustantivo

Sinónimos para ideal

Ejemplos ?
Artículo 13°- La República de Cuba concede asilo a los perseguidos por sus ideales o luchas por los derechos democráticos, contra el imperialismo, el fascismo, el colonialismo y el neocolonialismo; contra la discriminación y el racismo; por la liberación nacional; por los derechos y reivindicaciones de los trabajadores, campesinos y estudiantes; por sus actividades políticas, científicas, artísticas y literarias progresistas, por el socialismo y la paz.
Este buen inmigrante, fundador de nuevas prosapias y pionero de nuestro progreso rural, este inmigrante que no venía a vivir sólo del intercambio con perjuicio evidente de nuestra economía como sucede hoy, contribuyó grandemente a desteñir nuestros localismos, a difundir los ideales religiosos y a demostrar prácticamente las ventajas atractivas del trabajo y de la paz.
Desde entonces con ninguno habló más Silencioso y pensativo se le veía pasar por las calles y en las pocas veces que algo murmuraba, tan sólo era para escuchársele palabras altaneras y profecías descabelladas. Traidores a la Patria...a los ideales de tantos hombres muertos por ello.
Promueve constantemente actividades sociales y culturales de participación familiar, tendientes a la aplicación práctica de los ideales del Pentathlón.
El Estado adoptará las medidas pertinentes para fortale­cer a las Fuerzas Armadas y el Tsarandoy, formar a su personal en el alto espíritu de patriotismo y amor a la Patria, fidelidad a los ideales de la Revolución de Abril, solidaridad con los trabajadores de otros países, para asegurar la partici­pación de los militares en la vida sociopolítica del país y mejoramiento de la situación económica de sus familias.
La corrupción de la norma de Quetzalcóatl, así como la corrupción del sistema colonial, por fuerza corrompe los ideales del movimiento armado que inició en 1810.
-Ya no hay jóvenes en la república -le decía; -los ideales generosos, las iniciativas patrióticas no cuentan con su apoyo ni con su entusiasmo; los que se titulan jóvenes no lo son sino en la edad, porque cuando se les habla de la patria, de los sacrificios patrióticos o del cumplimiento de los derechos cívicos, reciben esas palabras con un solemne desprecio, considerando que tales asuntos sólo pueden preocupar la mente de los ilusos, de los líricos, cuando no dicen de los tontos; y agregan que en nuestros días la política ha cambiado de giro y que hay que ser más prácticos, adoptando otra política basada en el positivismo,y titulándose, los que de tal manera piensan y proceden, hombres prácticos, grandes políticos, sabios y de talento.
¡Desgraciados los pueblos que se hallan animados por el sensualismo! ¡Desgraciados los pueblos que no tienen ideales! Por no tener ideales cayó la antigua Roma con toda su corte de bajezas y de inmoralidades; por no tener ideales cayó el Perú en la postración más abyecta; por no tener ideales Francia fué esclava de los reyes y pasto de los palaciegos; por no tener ideales la República Argentina ha sufrido la ignominiosa presidencia de Juárez!
Artículo 18°- El Estado orienta el desarrollo de la economía nacional a liquidar el atraso económico, elevar el nivel de vida de todas las nacionalidades y tribus, liquidar todas las formas de explotación, crear la nueva sociedad que corresponda a los ideales de la Revolución de Abril.
Porque en momentos de angustia olvidamos estos sagrados ideales, porque hicimos de nuestras comodidades materiales, concentración de nuestros sentidos y aspiración única de nuestros espíritus, nos hemos visto vejados, ultrajados y deshonrados en nuestras afecciones más caras, sin que a duras penas asomase el sonrojo en nuestras mejillas y palpitaran de vergüenza nuestros corazones.
Los ideales reivindicatorios de Emiliano Zapata, representan los más profundos y ancestrales reclamos de los pueblos indios y campesinos por su lucha por la tierra.
Quiero dar las gracias, también, si se me permite aquí, a mis compañeros y compañeras; a los que resistieron a pie firme en la calle y sentados en estas bancas los momentos más difíciles que nos tocaron vivir como gobierno y como movimiento político… …, a los que no desmayaron; a los que no defeccionaron; a los que creyeron que valía la pena luchar por los ideales y las convicciones.