incendiar

(redireccionado de incendiada)
También se encuentra en: Diccionario.
  • verbo

Sinónimos para incendiar

encender

Sinónimos

Ejemplos ?
Teotihuacán es saqueada, sus edificios religiosos y políticos son arrasados. 642: La Biblioteca de Alejandría es incendiada por los árabes por orden del califa.
Su sede nacional era la denominada "Casa Rosada", ubicada en el centro de La Paz, adquirida en 1990 y que fue saqueada e incendiada durante los disturbios del 12 de febrero de 2003.
El ataque lanzado por Mustafa Kemal el 26 de agosto de 1922 obligó al ejército griego a replegarse delante del ejército turco, que masacró a todos los griegos presentes en la región. Esmirna, evacuada el 8 de septiembre, fue incendiada.
Suppiluliuma consideró que esta iniciativa lo habilitaba a volver a atacar, y así la Segunda Guerra Siria llevó destrucción y caos al reino vecino. Waššukanni, capital y principal ciudad del reino de Mitanni, fue saqueada e incendiada.
Los nazis tomaron esta acción como pretexto para la «Noche de los cristales rotos». El 9 de noviembre de 1938 la sinagoga de Calenberger Neustadt fue incendiada.
El 5% de la población total de adultos y el 39% de los musulmanes adultos tienen puntos de vistas antisemitas sistemáticos. En el 2009, fue incendiada una sinagoga de la comunidad judía de Malmö.
Yo me arrojo a ella sin miedo; más vale morir abrasado que de hambre. Persuadida de esta verdad, y animada por su fuerza y número, la bandada se precipitó dentro de la incendiada población.
Los asustados vecinos experimentaron el mismo asombro que si hubieran visto el campanario marchando hacia ellos. Tres mocetones entraban corriendo en la casa incendiada.
Se está un hombre ahogando, se está otro quemando vivo en una casa incendiada, y, dicho sea en honra de la humanidad, rara vez falta quien por salvarle se aventure, se arroje á las ondas embravecidas ó á las llamas.
¡Los Troyanos fuimos, fue Ilión, fue la gran gloria de los Teucros! Fiero Júpiter lo ha transferido todo a Argos; los Dánaos se señorean de nuestra ciudad, incendiada.
Tal fue el fin de Príamo; de esta manera arrebató el destino, después de haber visto a Troya incendiada y a Pérgamo derruido; así acabó aquel soberbio dominador de tantos pueblos y territorios de Asia.
Yo me recogía el pelo con desgana. El llegaba en su carroza, toda incendiada de rojo por el sol poniente. Traía el traje lleno de polvo.