incendiario

(redireccionado de incendiarias)
También se encuentra en: Diccionario.
  • sustantivo

Sinónimos para incendiario

quemador

escandaloso

Ejemplos ?
Estos viajes resultaron una misión extremadamente peligrosa. En Anniston, Alabama, un autobús fue atacado con bombas incendiarias, obligando a sus pasajeros a huir para salvar sus vidas.
Aunque se había dado a conocer por sus ideas incendiarias, su primer trabajo en economía, Valor, Capital y Renta, publicado en 1892, pasó inadvertido por mucho tiempo.
El tío Vasia y el tío Lesha sirvieron en la defensa antiaérea. Tanya, que entonces tenía solo once años, cavaba las trincheras y ponía fuera las bombas incendiarias.
Algunos usuarios veteranos de Usenet continuaron insistiendo en estas primeras definiciones incluso después de que el término fuese aplicado más generalmente a las acciones incendiarias previamente caracterizadas como flamebait.
Los hombres y los muchachos ven las llamas, y Ascanio, el hijo de Eneas, se acerca con su montura y consigue hacer entrar en razón y «librarse de Juno» a las incendiarias.
Las causas de la explosión no quedaron claras en una comisión de investigación, pero la opinión pública estadounidense, avivada por las proclamas incendiarias de la prensa amarillista estadounidense realizadas por William Randolph Hearst y Joseph Pulitzer, culpó a España.
La prensa se hizo eco en el verano de 2009 de unas incendiarias declaraciones de políticos locales de Zalamea de la Serena (Badajoz) y Fuente Obejuna (Córdoba) según las cuales, la sociedad reclamaría 24.000 y 30.000 euros respectivamente a cada uno de esos ayuntamientos por las representaciones populares de obras clásicas del teatro español.
C. suministra la fórmula para preparar mezclas incendiarias, la cual es quizás la más antigua que ha llegado hasta nuestros días.
Junto con docenas de otras ciudades Japonesas, Tokio fue bombardeado con bombas incendiarias, y murieron cerca de 90 000 personas en el ataque inicial.
Cayetano Ramírez Fita, sacerdote inteligente y hombre de carácter impetuoso, contribuye enormemente a soliviantar los ánimos, lanzando proclamas incendiarias, que, en valiente alarde, escríbelas con propia mano; tan decidida actitud sólo puede explicarse en una ciudad cuyo ambiente es favorable en su mayor parte a la doctrina revolucionaria.
Estas incendiarias palabras comunicaron su fuego al corazón de Psiquis; púsose furiosa, y entonces ellas la abandonaron, temerosas de permanecer cerca del teatro de tan sangrienta tragedia.
Y haber bombardeado todas las casas con bombas incendiarias, bombas de 500 libras, cohetes, metralla de toda clase, que haber hecho todo eso no es delito, y ahora, cuando Trujillo está comprando aviones, lo que plantean, nada menos, es que soltemos a esta gente para que se trasladen también a Santo Domingo y vuelvan otra vez a bombardear aquí las ciudades y los campos (EXCLAMACIONES).