inconsecuencia

(redireccionado de inconsecuencias)
También se encuentra en: Diccionario.
  • sustantivo

Sinónimos para inconsecuencia

Ejemplos ?
Los Estados Unidos pidieron cuenta a la Francia de este atentado contra las leyes de la civilización y de la humanidad, intimándole, en nombre de su propia dignidad, que hiciese cesar tan espantosa carnicería el dictador de Francia, con el cinismo propio de los Bonaparte, dejó toda la responsabilidad de estos hechos a Maximiliano; pero las contestaciones entre Francia y los Estados Unidos se cruzaban sin cesar; las de éstos cada día más apremiantes; las de aquélla cada vez más y más flojas y plagadas de contradicciones e inconsecuencias .
Y así, cuando entrambos, tórtola, Con lamentaciones graves En guisa de querellarnos Atormentamos los aires, Pues nuestra queja es contento Por el placer de quejarse, Con extravíos tamaños, Con inconsecuencias tales, No hacemos más que soñar Y mentir calamidades, Tú llorando bien de amores, Y yo delirando males.
Si dijeran: éste es un malhechor, un transgresor de la ley, un alborotador que con engaños alborota el pueblo, mintieran, como mintieron cuando lo decían; pero eran causales más congruentes a lo que solicitaban, que era quitarle la vida; mas dar por causal que hace cosas señaladas, no parece de hombres doctos, cuales eran los fariseos. Pues así es, que cuando se apasionan los hombres doctos prorrumpen en semejantes inconsecuencias.
que acabo de leer, para poder armonizarlos en una ambiciosa y clara síntesis a la que no sé – desde luego – si podré llegar con ventura, establezco ante el Senado: 1º Que el artículo 102 del texto bogotano consagra y reconoce “de jure” la primacía de lo Universal sobre lo Continental y, en tal sentido, concede razón a quienes hemos venido oponiendo sin estridencias, pero sin inconsecuencias frente al antiguo y ríspido lema “América para los americanos”, el también añoso, sí que generoso y cordial de “América para la humanidad”.
Sus misteriosas resoluciones, sus medidas equívocas, sus inconsecuencias, su procaz altanería, su descuido en uniformar las opiniones y establecer la confianza recíproca, su estudio en irritar y dividir los ánimos que habían de conciliar; todo manifestaba que sólo cuidaban de mantener sus facultades en medio de la ruina de la nación, o a costa de ella, preparándose para ser árbitros de nuestra suerte en caso de perderse la España, o de quedar en una languidez que la imposibilitase de contener su audacia.
El caso era grave: allí se quería que aquellas señoritas fuesen víctimas de la impudicia, pero se exigía que entre ellas reinase la decencia — ¡pues qué no exigirá el libertinaje en sus perpetuas inconsecuencias!—, y si alguna vez se condescendía a permitirles ser impuras entre ellas, era necesario que fuese por orden y ante los ojos de los señores.
Por mucho que sea lo que de nuestra personalidad despierta perdamos durante el reposo, el «imperativo categórico» de Kant se ha constituido de tal manera en nuestro inseparable acompañante, que ni aun en sueños llega a abandonarnos… Este hecho no puede explicarse sino por la circunstancia de que lo fundamental de la naturaleza humana, el ser moral, se halla demasiado firmemente unido al hombre para participar en el juego calidoscópico, al que la fantasía, la inteligencia, la memoria y demás facultades de igual rango sucumben en el sueño» (págs. 45 y sigs.) En la discusión de esta materia incurren ambos grupos de autores en singulares desplazamientos e inconsecuencias.
¿Fue repentino y súbito el cambio en odio de este amor cuando le vi triunfante? El corazón de la mujer es un abismo de malvadas inconsecuencias.
El padre de Fausto, harto de las inconsecuencias de su hijo, lo muele a puñetazos y golpes de cinturón, lo que quizás surtirá un buen efecto de ahora en adelante… Pero Moraldo, cansado de debilitarse en ese marco estéril con esos amigos sin porvenir, sube de repente en el tren para Roma: va a buscar trabajo y una vida más amplia.
“El abuelo Ildefonso”, Archivo Privado de Marina Lara. “Consecuencias e inconsecuencias”, Archivo Privado de Marina Lara. “Poetisa entre galanes y circunstancias”, Archivo Privado de Marina Lara.
A lo que añade Breton: «Semejante contradicción bastaría por sí sola para generar humor, sea porque éste explote nerviosamente del conflicto entre las excepcionales facultades lógicas, el alto nivel intelectual y las neblinas de la embriaguez ("El Ángel de lo Singular"), sea porque, bajo forma más tenebrosa, ruede en torno a las inconsecuencias humanas que revelan ciertos estados enfermizos ("El Demonio de la Perversidad")».
esta es la primera línea o continuidad, se le suele llamar Oldverse La segunda versión del llamado Oldverse es básicamente la misma con unos cambios al final, nuevamente la primera mitad de Masoukishin LOE, SRW 2, 3, EX y SRW4 es reemplazado por SRWF y F Final, para terminar con la segunda parte de SRW Gaiden: MLOE, si bien SRW2g para la GB debiera reemplazar los hechos en SRW2, se le considera no canónico a causa de diversas inconsecuencias con el resto de la línea temporal...
Después, junto con Camborda, empezó a editar La Periodicomanía, una revista donde se atacaba el mal estilo, las inconsecuencias y los plagios de los periódicos de entonces, y se avisaba de su pronta desaparición, en especial de las publicaciones serviles o de liberalismo demasiado moderado.