insolente


También se encuentra en: Diccionario.
Búsquedas relacionadas con insolente: indolente
  • all
  • adjetivo

Sinónimos para insolente

Sinónimos para insolente

atrevimiento

Ejemplos ?
Pues él, que ve su venganza Cumplida, y abajo siente Caballos, tal les acosa, Que al uno le desguarnece, Derriba al de la derecha, Y sobre el tercero llueve Tal tropel de cintarazos, Y con voz tan insolente Les insulta y les confunde, Que aturdidos los pobretes Huyeron al fin mohínos Y zurrados malamente.
Tanto la opinión pública como la rectitud del obispo Minayo y Sobrino favorecían á la infeliz víctima del insolente colegialito; pero, repentinamente, fué general el cambio de simpatías, y todo Trujillo convino en que Mendoza era digno de que en él se consumiera todo el sebo de las velerías del Perú.
De la manera que las cosas divinas están exentas de las manos de los hombres, sin que la divinidad reciba lesión de aquellos que ponen fuego a sus templos, ni de los que forman sus simulacros: así todo lo que se intenta contra el sabio, proterva, insolente y soberbiamente, se intenta en vano.
Ya vas a recibir tu merecido castigo, muchacho insolente: muy pronto… muy pronto.¾ Gruñó el escalofriante Magno Efrit coincidiendo con lo dicho por la terrible Reina de las Magas de la Oscuridad.
Texto Si bien aplaudieron al decir de Bruto, presto mostraron que su discurso no había agradado a todos; porque, como poco después Cinna en público empezase a maldecir a César y a gritar oprobios contra él, acusándole con desvergüenza, se enfureció el pueblo, y arremetieron a despedazarle por insolente, y lo hicieran si no se ocultara en el concurso.
Un canónigo muy viejo, pariente suyo, le dio quejas, a que él respondió con insolente despejo: «Que tenía el alma seca de hablar de legislación, y que sentía intención de quemar la biblioteca.» En fin, no hallando más medio de estar en seguridad, mandaron que la ciudad despejara sin remedio.
Tal vez me alcanzarán en mi camino mil orgullosos barcos más veleros, coronados sus altos masteleros de escudos que el orgullo acumuló; yo los veré pasar de entre las flores que coronen mi mástil, y su gente bogará más veloz, más insolente, no más segura ni feliz que yo.
Al contemplar, sin duda, las obras admirables que la verdad inspiró a nuestros grandes maestros; al ver esos cuadros de Zurbarán y Carducho, donde las virtudes de los frailes resplandecen á la luz maravillosa del arte, tal vez el desdichado Ortego, aguijoneado por la vanidad para elevarse y contrariado al mismo tiempo por su insuficiencia para subir tan alto, creyó más fácil adquirir fama y dinero volviendo la espalda á esas obras inimitables y tomando el camino de la burla insolente y de la caricatura bufa y callejera.
Al alboroto acudió el alcalde, armado de vara, y encarándo- se con el galán, le dijo: —Téngase el caballero que por aquí no ha de pasar, que para estorbarlo estoy yo aquí. —¿Conóceme vuesamerced? — ¿Conóceme á mí el insolente? —¿Y para qué le tengo de conocer, cuerpo de Cristo?
Vulgaridad insolente E impia ademas de necia, Pues quien á morir camina Por Dios que no representa; Que no hay en ello mas paso De sátira ó de comedia Que el perdon que él da á una turba Que está para él sorda y ciega.
Como el señor ordenó prender al insolente, he aquí lo que le dijo: - Hay un medio de limpiaros de toda sospecha: desenvainad vuestra espada, colocad la punta sobre vuestro escudo de armas y jurad que no lo habéis manchado con esta emboscada.
Con equidad para todos los derechos, con piedad para todas las ofensas, con vigilancia contra todas las zapas, con fidelidad al alma rebelde y esperanzada que la inspira, la revolución no tiene enemigos, porque España no tiene más poder que el que le dan, con la duda que quieren llevar a los espíritus, con la adulación ofensiva e insolente a las preocupaciones que suponen o halagan en nuestros hombres de desinterés y grandeza, los que, so capa de amar la independencia de su país, aborrecen a cuantos la intentan, y procuran, para cuando no la puedan evitar, ponerse de cabeza, dañina y estéril, de los sacrificios que ni respetan ni comparten.